Carlos Martínez brilló en la lomita y Randal Grichuk hizo lo propio con el bat para que los St. Louis Cardinals derrotaron 4-3 a los Chicago Cubs

 

Con una joya de pitcheo de Carlos Martínez y un desempeño destacado de Randal Grichuk con el bat, los St. Louis Cardinals se llevaron la victoria 4-3 sobre el campeón defensor Chicago Cubs en la noche inaugural de la temporada de las Grandes Ligas.

Martínez permitió seis hits sin carreras en siete innings y un tercio, pero Chicago despertó en la parte baja de la novena entrada gracias a un cuadrangular de tres carreras de Willson Contreras ante el surcoreano Seung-hwan Oh, precedido por un error de los Cardinals que permitió a los Cubs dejar a dos hombre en bases.

Poco antes, en el cierre de la octava, Grichuk había puesto ventaja de 3-0 a favor de los Cardinals con una línea por el jardín derecho que superó la barda e impulsó a Stephen Piscotty. 

Con la pizarra igualada en la baja del noveno rollo, todo quedó en la ofensiva de St. Louis ante el cerrador Mike Montgomery.

Un elevado de Matt Carpenter y el ponche de Piscotty le dieron los dos primeros outs a los Cubs, pero Montgomery regaló pasaporte a Kolten Wong y dejó la casa llena a merced del bat de Grichuk.

El texano confirmó su buen partido con su segundo hit, ahora un sencillo al jardín izquierdo, que remolcó a José Martínez para darle la victoria a St. Louis y dejar tendidos a los campeones.

Yankees arrancó el 2017 siendo dominado por Archer y los Rays

Chris Archer lanzó siete sólidos innings y los Rays ganaron el primer juego de la nueva temporada de las Grandes Ligas, al vapulear este domingo 2 de abril al japonés Masahiro Tanaka, rumbo al triunfo 7-3 sobre los Yankees de Nueva York.

Pitcheo a pitcheo, Archer marcó el tono para lo que el derecho y los Rays de Tampa Bay confían ser un año de reivindicación.

Para Tanaka y los Yankees, no fue el arranque que confiaban tener.

Luego de una temporada de 2016 en la que lideró la Liga Americana con 19 derrotas, Archer limitó a Nueva York a dos carreras y siete hits. Supo salir de un atolladero con las bases llenas y dejó una ventaja de cinco carreras al renovado bullpen de los Rays.

Eso fue algo que los Rays no hicieron con frecuencia la pasada temporada, cuando se hundieron en el fondo de la división Este de la Liga Americana con su peor récord (68-94) desde 2007.

Nueva York perdió en el día inaugural por sexto año consecutivo, con el japonés Tanaka igualando la salida más corta de un pitcher de los Yankees en la primera jornada.