Como padres de familia, es normal que nos preocupemos por los efectos secundarios de la tecnología en nuestros hijos. La televisión, teléfonos celulares, las redes sociales, toda esta tecnología puede afectar a los niños y jóvenes en maneras que toda vía desconocemos. Sin embargo, existe un aparato con tecnología avanzada que no debemos ignorar: el automóvil.

Durante el verano es cuando comienzan los 100 días más peligrosos del año, según la Triple A. Durante esta época es cuando suceden más accidentes y se reporta un aumento del 15 por ciento de muertes a causa de accidentes automovilísticos, especialmente entro jóvenes adolescentes.

Pero el verano también es peligroso para los más pequeños. Accidentes automovilísticos son la causa más común de fatalidades para niños menores de 15 años. Lamentablemente, suceden tragedias completamente prevenibles cuando los pequeños quedan olvidados en los asientos traseros. Y para todos los conductores, el verano es conocido como la época más peligrosa del año, según el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS).

Aunque la seguridad vial no es un problema reciente, Chevrolet está completamente comprometido a mantener a todos en las carreteras seguros, especialmente durante esta época más peligrosa.

Aquí les ofrecemos algunos consejos:

  1. Hable con sus hijos. Tome el tiempo para hablar con sus hijos y seres queridos para que sepan que el verano es la época cuando ocurren mas tragedias en automóviles. El conocimiento es clave, asegúrese que toda su familia este consiente de los peligros y que han tomado el tiempo para conocer más sus autos, también que estén familiarizados con la tecnología dentro del auto para mantenerlos en buenas condiciones.
  2. Recuerde lo básico. Aunque vehículos más nuevos ofrecen tecnología avanzada, estudios realizados por la NHTSA demuestra que accidentes con fatalidades a causa de la alta velocidad y la falta del uso del cinturón de seguridad han aumentado. Simplemente usando estos dos sencillos métodos de seguridad le ayudará a mantenerlo a usted y su familia seguro en las carreteras.
  1. Enséñele a sus hijos a no quedarse callados. Si su hijo va a dentro de un auto donde el conductor va manejando de manera irresponsable, su hijo no debe quedarse callado. Durante el verano es cuando los adolescentes pasan más tiempo en la calle y en los autos con sus amigos. No importa la edad, ellos deben saber cómo salirse de una situación peligrosa.
  1. Guarde su celular: Sabemos que siempre está la tentación de querer checar el celular aun cuando va conduciendo, pero no lo haga. Aproveche la tecnología dentro del vehículo como la conexión Bluetooth que permite que haga y reciba llamadas simplemente pulsando un botón en el volante. Y recuerde, sus hijos están observando su comportamiento, enséñeles buenos hábitos y sea un buen ejemplo.
  2. Aproveche toda la tecnología disponible. Es cierto que el tener a un joven adolescente que esta aprendiendo a manejar es causa de mucho estrés, hay tantas incertidumbres, ahora más que nunca. Sin embargo, ahora existen vehículos con la tecnología que permite a los padres de familia a monitorear los hábitos de manejo del joven conductor. La aplicación provee calificaciones e incluso le manda textos a los padres cuando el conductor se fue más allá de la zona designada para manejar.

Ahora los vehículos vienen equipados con tecnología que les avisa a los conductores cuando han dejado algo en los asientos traseros, así evitando tragedias relacionadas con pasajeros pequeños que quedan olvidados en los asientos de atrás.

Chevy desea que este verano sea una época para que las familias puedan descansar, disfrutar de las vacaciones y desconectarse de la rutina. Hagámoslo de una forma segura y responsable.