Cinema Guild se enorgullece en anunciar el estreno en cines de Estados Unidos de En el séptimo día, la película de ficción del realizador Jim McKay, la cual sigue durante el transcurso de siete días a un grupo de inmigrantes mexicanos indocumentados que viven en el barrio de Sunset Park en Brooklyn.

Protagonizada por un maravilloso elenco de actores no profesionales de la comunidad poblana local, la película se estrena el próximo viernes, 8 de junio en el IFC Center y BAM Rose Cinemas en la ciudad de Nueva York y el viernes, 15 de junio en el Laemmle Music Hall en Los Ángeles, seguido de otras ciudades del país.

Repartidores de comida, trabajadores de la construcción, lavaplatos, trabajadores de delis y vendedores de algodón de azúcar, estos nuevos estadounidenses trabajan durante largas horas seis días a la semana para disfrutar su día de descanso—el domingo—en los campos de fútbol de Sunset Park. José (interpretado por el encantador novato Fernando Cardona), un repartidor de comida, es el capitán del equipo: joven, talentoso, trabajador y responsable.  

Cuando el equipo de José llega a la final, él y sus compañeros están emocionados. Pero el jefe de José amenaza con arruinar la celebración cuando le dice a su empleado que tiene que trabajar el domingo, el día de la final. José trata sin éxito de convencer a su jefe de que cambie de plan y de encontrar alguien que lo reemplace en el partido final. Si no llega a trabajar el domingo, su trabajo y su futuro estarán en riesgo. Pero si no se defiende a sí mismo y a sus compañeros de equipo, su dignidad será abatida.

Inspirado en parte por el libro pionero de Robert Smith Mexican New York y filmado en los barrios de Brooklyn Park, Park Slope y Gowanus, En el séptimo día ofrece una vitrina humana, delicada y divertida sobre la comunidad mexicana de Nueva York—el tercer grupo inmigrante más grande de la ciudad—que rara vez se retrata en el cine. El impacto de la película es sigiloso, con prudencia y respeto a las vivencias individuales, los desafíos de la vida diaria, y los pequeños triunfos de sus personajes.  

“Una agradable película complaciente—una vibrante cinta deportiva
sobre personajes atrapados por su entorno y galvanizados
por su espíritu comunitario”. —Eric Kohn, IndieWire.