Sacramento – Como parte de un esfuerzo para combatir el desmantelamiento de vehículos sin autorización, el Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) anuncia una campaña estatal para informar al público sobre los riesgos de salud y seguridad que resulta de dicha actividad. El desmantelamiento de un vehículo sin licencia es contra la ley y está vinculado al desmantelamiento de autos robados, la venta ilegal de partes de vehículos usados y el desecho de residuos tóxicos al medio ambiente.

Se estima que 1.2 millones vehículos se desechan anualmente en California – y aproximadamente 360,000 terminan en las manos de desmanteladores que no cuentan una la licencia necesaria y no cumplen con los reglamentos. Esta actividad se presenta no sólo en garajes privados y áreas industriales, sino también en vecindarios residenciales, cerca de parques, escuelas y vías fluviales vulnerables tales como desagües. Aquellos que desmantelan automóviles sin los permisos necesarios normalmente no eliminan adecuadamente los productos químicos como el aceite de motor, de la transmisión y el fluido del radiador. Este desecho peligroso puede terminar en ríos y arroyos y contaminar el agua potable. Las refacciones para automóviles defectuosas también podrían contribuir a choques graves de vehículos. Económicamente, los desmanteladores de vehículos sin licencia no pagan impuestos sobre ventas e ingresos, lo que resulta en una pérdida de ingresos estatales.

“Los desmanteladores de automóviles sin autorización operan en la economía informal y no cumplen con los requisitos y no tienen una licencia o permiso”, dijo la Directora del DMV Jean Shiomoto. “Estos individuos ignoran las leyes ambientales, no cuentan con seguro, ni cumplen con los requisitos de seguridad en el lugar de trabajo y evitan pagar impuestos. Los líquidos del vehículo pueden contaminar el agua subterránea y las partes defectuosas se pueden vender a personas desprevenidas creando un peligro a la seguridad pública”.

El equipo de investigadores del DMV especializado en combatir este tipo de violaciones (Vehicle Dismantler Industry Strike Team), está colaborando con representantes de la Agencia de Protección Ambiental de California (CalEPA), el Departamento de Control de Substancias Tóxicas (DTSC), la Junta Estatal de Control de Recursos de Agua (SWRCB), el Departamento de Recursos, Reciclaje y Recuperación (CalRecycle), el Consejo de Recursos del Aire de California (CARB) y el Departamento de Administración de Impuestos y Pagos (CDTFA), para investigar las actividades ilícitas relacionadas con el desmantelamiento no autorizado ni regulado de vehículos, posible evasión de impuestos y daños ambientales causados por dichas actividades.

Los investigadores del DMV continuarán enfocándose en las áreas problemáticas de todo el estado y estarán identificando y multando a los desmanteladores de vehículos sin autorización. Además, se verificará el cumplimiento de las leyes estatales y los reglamentos ambientales. El DMV también está presentando un póster y una página de internet para educar a los californianos sobre el impacto del desmantelamiento de vehículos sin licencia.

En caso de sospechar el desmantelamiento clandestino de vehículos, el público puede reportar dicha actividad ilícita a la División de Investigaciones del DMV a través de un formulario por internet. También puede visitar la página de internet del DMV www.dmv.ca.gov reportar posibles abusos.