En el mes de mayo queremos rendir homenaje a las madres que forman parte de nuestra comunidad. A las hermanas del Sur de California Jenny Briones y Lisa De Bono, su madre no solo las inspiró a seguir y alcanzar sus metas educativas, sino que también les brindó la oportunidad de continuar con un legado.

Hace más de 35 años, su madre, Isabelle Villaseñor, tomó la decisión de convertirse en su propia jefa. Como madre soltera y empresaria, el camino no fue fácil; sin embargo, la impulsaba el objetivo de brindarles una vida mejor a sus hijas. Comenta: “Convertirme en empresaria fue una necesidad que surgió a partir de querer ser una buena madre. Necesitaba garantizar el futuro de mis pequeñas hijas”. Su trabajo rindió frutos y, en la actualidad, ella y sus hijas poseen siete restaurantes McDonald’s en los condados de Los Ángeles y Orange. 

Isabelle está orgullosa de que sus hijas sean sus mejores amigas y socias comerciales. Manejar su propio negocio le permitió darles una educación universitaria y, para su sorpresa, decidieron unirse a ella en el negocio después de finalizar sus estudios. Pero la decisión fue simple para las hermanas: “Desde que tengo memoria, he querido ser dueña y operadora de McDonald’s. Era evidente desde temprano que me corría ‘kétchup por las venas’”, bromea Jenny.

Como empresarias, Isabelle y sus hijas han recibido numerosos premios, tales como el galardón a la Mujer hispana del año entregado por la Mexican American Opportunity Foundation (MOAF); el premio a la Empresaria del año de la Cámara de Comercio Hispana del Condado de Orange; el premio de la Latin Business Association (LBA) a la Empresaria destacada del año y el premio al Negocio familiar entregado por el OC Girl Scouts Council, entre otros.

Además, las mujeres de la familia Villaseñor son miembros muy comprometidos de su comunidad y priorizan organizaciones benéficas que trabajen a favor de los niños y la educación. Son defensoras activas del trabajo realizado por la Orange County Ronald McDonald House, e Isabelle forma parte de la junta asesora del Hispanic Education Endowment Fund (HEEF) así como de la junta asesora latina de la iniciativa Somos Familia de United Way. También se asocian constantemente a escuelas, iglesias, instalaciones recreativas y organizaciones deportivas locales.

Ahora Jenny y Lisa esperan que sus propios hijos se unan al negocio familiar algún día, pero más allá de sus familias, desean inspirar a otras mujeres latinas a que sueñen en grande. “El modelo a seguir más inspirador de mi vida es mi mamá, cuya pasión por el negocio sentó las bases para que mi hermana y yo nos uniéramos a ella como socias comerciales. Espero poder continuar con ese ejemplo para otras emprendedoras latinas que quieran construir sus propios negocios”, comenta Lisa.