Más de 400 bodegas producen en el suelo fértil de Napa Valley, en la Bay Area de California, de las cuales el 95% se trata de emprendimientos familiares. Es una de la mayor región de producción de vino de Estados Unidos y una de las más importantes a nivel global. Aunque el vino no lo es todo en este paraíso gourmet donde abundan los buenos restaurantes y la cultura, es su atractivo principal, y más de 3 millones de personas arriban cada año para una experiencia inolvidable.

Su espectacular clima que parece transportar al viajero al Mediterráneo

“El vino consuela a los tristes, rejuvenece a los viejos, inspira a los jóvenes y alivia a los deprimidos del peso de sus preocupaciones”, escribía Lord Byron. Y si de inspirar se trata, Napa Valley es la musa que todo lo puede curar, con el profundo verde de sus viñedos, el rojo y amarillo de sus hojas en los efímeros meses de otoño, su espectacular clima que parece transportar al viajero al Mediterráneo, y sus cielos azules, que se llenan de globos aerostáticos de colores que recorren la región desde el horizonte.

Fotos Crédito: iStock