Un nuevo proyecto de ley busca despenalizar a nivel estatal las ventas ambulantes a a su vez proteger a los vendedores del acoso y la deportación.

El proyecto de ley se basa en la ordenanza que aprobó el Concejo Municipal de Los Ángeles en febrero del año pasado que despenaliza las ventas ambulantes en la ciudad. Sin embargo, hasta la fecha no hay un sistema para emitir los permisos por lo que continúan las multas.

Aunque las ventas ambulantes en Los Ángeles ya no son consideras más un delito menor la policía todavía puede multar a los vendedores hasta que se comiencen a emitir los permisos. En otras ciudades del estado sigue siendo penalizado por la ley.

Según varios vendedores ambulantes, el acoso por la policía continúa a pesar de que la ciudad despenalizó las ventas en las calles.

“Entró la policía a Macarthur Park y nos quitó, nos sacó a todos ósea que todavía nos siguen persiguiendo siendo criminalizados”, dijo OIsabel Rodríguez.

La medida sb-946 despenaliza las ventas ambulantes y da incentivos a las ciudades a establecer un sistema de licencias y permisos para estos comerciantes. De esta manera no se podrá multar a los vendedores hasta que no hayan puesto en marcha un sistema que les permita operar legalmente en las calles.

La propuesta será debatida en el pleno del senado estatal en 30 días y luego pasará a un comité por casi un año antes de que sea sometida a votación. De ser aprobada, la medida entraría en vigor en el año 2019.

Fuente: Univisión