Aunque parece misión imposible no subir de peso en las fiestas de fin de año, la realidad es que si llevamos una alimentación equilibrada y buenos hábitos, realizar una, dos o cinco comidas de mala calidad y más abundantes no deberían afectar nuestro peso. Por eso, si no quieres engordar en estas fiestas te damos algunos consejos útiles para prepararte desde ahora y no coger kilos este fin de año. Lo que hacemos los días antes a los grandes eventos o los hábitos que hemos logrado hasta el momento pueden condicionar más de lo que imaginas nuestro comportamiento en los días claves, por eso, te proponemos prepararte desde ahora para no engordar este fin de año, poniendo en práctica los siguientes consejos útiles:

1 No dejes de moverte

Así como la dieta suele modificarse en esta temporada, nuestra práctica de actividad física suele resentirse pudiendo incluso pasar de entrenar tres o más horas semanales a no hacerlo de ninguna forma.

Si la falta de tiempo, los precios o el mal clima te está frenando para salir de casa y entrenar, siempre hay otras opciones que dejarán en la nada tus excusas, tales como realizar rutinas exprés en casa, sin equipamiento alguno, quemar calorías con ejercicios, sin máquinas en donde quiera que estemos o entrenar la fuerza sin ir al gimnasio.

2 No te anticipes a las comilonas

Uno de los principales errores que solemos cometer es anticiparnos a los días festivos, comprando desde ya golosinas y otros dulces o bebidas alcohólicas y otros alimentos o preparaciones típicas de estas fechas que terminan consumidas antes de lo previsto y por ello, suman calorías de mala calidad a la dieta.

3 Aléjate de las dietas milagro

Si todos los años culminas ganando peso y comienzas el nuevo año con muchos kilos de más, la solución no pasa por realizar una dieta restrictiva o de revista los días previos a la Navidad o la cena de fin de año.

Procura descansar bien

El descanso que el cuerpo tiene cada día puede ser clave para cuidar al mismo tanto por dentro como por fuera, ya que nos sentiremos como nuevos si tenemos un descanso de calidad más que de buena cantidad y al mismo tiempo, nuestro cuerpo funcionará en óptimas condiciones internamente.

5 Reduce el estrés

El estrés, que viene de la mano de un mal descanso y una mala alimentación, así como de las presiones y obligaciones laborales y otras propias de esta temporada, también puede hacernos engordar al modificar hormonas y otros aspectos de nuestro metabolismo que favorecen el consumo de alimentos de mala calidad en mayor cantidad así como un menor gasto calórico

Por ello, recomendamos intentar todo lo posible para reducir el estrés: hacer ejercicio, dormir mejor, alimentarnos bien, leer un libro y otros consejos que pueden ayudarnos a disminuir el estrés en nuestro día a día y así, prevenir el efecto negativo que este puede ocasionar.