La inflamación es una reacción fisiológica que puede inducir a la muerte. ¿Cómo? De acuerdo a un estudio publicado en el The Lancet, la formación de placas de grasa en las arterias desencadena una inflamación crónica que puede formar coágulos en la sangre, y posteriormente un infarto.

En la mayoría de los casos, la inflamación se presenta cuando existe un virus o se ha recibido un golpe. Esto se debe a que es una respuesta del sistema inmunológico para defender al cuerpo de un potencial peligro”, describe la Arthritis Foundation.

¿Puede cambiar tu vida?

Cuando la inflamación se convierte en algo crónico, más allá de ser benéfico, se vuelve en un problema de salud. ¡Descúbrelo!

1. Lastima tu intestino. Muchas de las células inmunes del cuerpo se agrupan alrededor de los intestinos, afirma el profesor de la Universidad Estatal de Georgia, Timothy Denning. El problema se desencadena cuando las células inmunes empiezan atacar el propio tracto digestivo, una condición conocida como enfermedad inflamatoria del intestino.

2. Causa cáncer. Un estudio de la Universidad de Harvard señala que los adolescentes obesos con niveles elevados de inflamación tiene 63% más de riesgo de desarrollar cáncer colorrectal durante la edad adulta.

3. Malo para los pulmones. Cuando la inflamación se produce en éstos, puede causar acumulación de líquido y estrechamientos de las vías respiratorias, lo que dificultad la respiración. El asma y el efisema son ejemplo de ello.

4. Daña tu encía. La inflamación también puede causar estragos en tu boca en forma de periodontitis. Esta enfermedad hace que las encías se retraigan y la estructura ósea alrededor de los dientes se debilite. De acuerdo con la Universidad de Harvard, el consumo de Omega 3 puede ayudar a prevenir esta situación.

5. Huesos. La inflamación en todo el cuerpo puede interferir con el crecimiento de los huesos e incluso promueve una mayor pérdida de masa ósea, afirma un estudio publicado en Journal of Endocrinology.

Los efectos de este problema no sólo son internos, muestra de ello es la piel. Ejemplo, la psoriasis, la cual se produce cuando el sistema inmune hace que la piel crezca demasiado rápido. Cuando ésta sale de control es esencial que acudas con un experto de la salud. ¡Cuídate!