María está molesta con Isabel, lo que hace que Facundo se quede aterrado, con los sentimientos encontrados. Al enterarse que Alejandra puede no ser su hija, Santiago sufre una crisis nerviosa y posteriormente, él quiere una prueba de ADN, e Isabel acepta.