La reina grupera expone el sufrimiento con “Para no extrañarte tanto” y logra resurgir el verdadero sonido del mariachi tradicional

La Reina Grupera nos remonta a la época de oro de México con su última producción “Para no extrañarte tanto” donde el sonido del mariachi es el verdadero protagonista de este tema cargado de nostalgia.

Un amor y el dolor de las despedidas son los protagonistas de esta producción compuesta por la Potosina, la cual toma vida en la ya inconfundible voz de Ana Bárbara que busca ahora construir un reinado en la música vernácula.

Con la madurez en sus tonos vocales, la madre, compositora, productora y tan aclamada artista hace una demostración de su calidad interpretativa, dejando en claro que los años como cantante le han sentado demasiado bien en todos y cada uno de los sentidos. En esta ocasión debido a la situación que atraviesan miles de músicos en el mundo por la pandemia del Covid19, Ana decidió ayudar a un grupo de Mariachis de Plaza Garibaldi dándoles trabajo de manera segura con su respectiva distancia social y tapa bocas en su video oficial de “Para no extrañarte tanto”. El resto de las imágenes fueron grabadas con un equipo muy reducido en su casa de Los Ángeles y alrededores. “Sigo aquí llorando mares, enfrentando tempestades”, entona una de las estrofas de este tema que literalmente puede ser la banda sonora de todas aquellas personas con el corazón fracturado, pero no han dejado de amar. Más que una canción es una cátedra del mariachi clásico campirano, de aquel de Antonio Aguilar o Vicente Fernández en el cual las historias, tienen principio, clímax y desenlace.

“Para no extrañarte tanto”, ya se encuentra en todas las plataformas digitales para ser disfrutado, compartido y así convertirse de los favoritos en al ambiente del mariachi, serenatas y en las noches de corazones rotos.