El Allegiant Stadium, que será sede los Las Vegas Raiders de la NFL y de la Universidad de Nevada, estará listo en julio de 2020.

En el recito se está ejecutando una inversión de $1,900 millones de dólares, el cual inició su construcción en septiembre de 2017.

El estadio tendrá una capacidad de 65,000 butacas y estará muy cerca de Las Vegas Strip, calle conocida por sus exclusivos hoteles casino. Los planes incluyen un techo translúcido, una cancha de césped natural y puertas corredizas que podrán ser abiertas. La arquitectura del Allegiant Stadium corrió a cargo de las firmas estadounidenses Manica Architecture y HNTB.

Las instalaciones serán operadas por una división de la compañía de entretenimiento en vivo AEG.