El pasado martes 28 de septiembre, la Junta de Supervisores del Condado de Orange aprobó por unanimidad la propuesta presentada por el Presidente Andrew Do y la Supervisora Lisa Bartlett para asignar $5 millones de dólares para asistencia alimentaria durante emergencias.

“La pandemia de COVID-19 ha aumentado la inseguridad alimentaria que ya existía para muchas familias del Condado de Orange,” dijo el Supervisor Andrew Do, Presidente de la Junta de Supervisores del Condado de Orange. “Para abordar la creciente necesidad, el Condado de Orange está dedicando $5 millones de dólares para la asistencia alimentaria y la capacidad en la emergencia para el almacenamiento de alimentos y agua.”
 
La Junta de Supervisores del Condado de Orange aprobó por unanimidad $3 millones de dólares en fondos de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense (o American Rescue Plan Act funding en inglés) a OC Hunger Alliance para la compra de alimentos de emergencia y $2 millones de dólares adicionales para equipos de almacenamiento de alimentos y agua en caso de un desastre o emergencia, sujeto a la presentación de un plan estratégico de preparación para emergencias.
 
“La pandemia de COVID-19 ha revelado una necesidad colectiva de priorizar la prevención y preparación para una futura pandemia,” dijo la Supervisora del Quinto Distrito Lisa Bartlett. “Los efectos dominó sin precedentes causados por la pandemia han tenido un impacto social y económico adverso en todo el Condado de Orange. Los alimentos son una de las necesidades más básicas y es importante que hagamos nuestra parte para garantizar que los alimentos estén disponibles para quienes realmente los necesitan.”
 
Según un informe de análisis de Feeding America, la tasa general de inseguridad alimentaria en 2019 alcanzó su punto más bajo desde que comenzó a medirse en la década de 1990. En el año 2020, la pandemia aumento la inseguridad alimentaria a nivel mundial.
 
Las interrupciones de la cadena de suministro debido a la pandemia han aumentado la demanda de los consumidores, lo que ha provocado que los precios de los alimentos suban abruptamente. Muchas personas que perdieron sus hogares y trabajos experimentaron inseguridad alimentaria por primera vez.
 
Para afrontar el hambre en el Condado de Orange, Second Harvest Food Bank del Condado de OrangeCommunity Action Partnership del Condado de Orange / Orange County Food Bank y Abound Food Care combinaron fuerzas el año pasado para formar OC Hunger Alliance.
 
“Second Harvest, como miembro de Orange County Hunger Alliance, agradece el apoyo continuo que el Condado y los Supervisores han brindado a los bancos de alimentos del condado ahora y durante toda la pandemia,” dijo Claudia Keller, Directora de Misión de Second Harvest. “Además, estamos encantados de poder trabajar con el condado en la planificación de desastres desde una perspectiva de alimentos de emergencia. Apreciamos la previsión del Presidente Do y de la Supervisora Bartlett en esta área y reiteramos nuestro agradecimiento a toda la Junta.”
 
En el año 2020, Second Harvest y el OC Food Bank experimentaron un aumento de 400% en la demanda, al tiempo que experimentaron una disminución significativa en los recursos. La Asociación de Acción Comunitaria del Condado de Orange / Banco de Alimentos del Condado de Orange, por ejemplo, informó que recibieron 14,639,213 libras de bienes donados durante los últimos dos meses de 2020, pero solo 7,858,822 libras de bienes donados durante los primeros dos meses de 2021, casi una disminución de 50%.
 
La solicitud actual de $3 millones de dólares del Condado de Orange es necesaria para reducir la brecha entre las necesidades inmediatas de los miembros de la comunidad y los recursos actualmente disponibles para abordar esas necesidades.
 
“Con COVID-19 vino un aumento de la inseguridad alimentaria y los desafíos del sistema alimentario. El Condado de Orange ha superado el desafío, pero la próxima crisis, como un desastre natural, puede incluir daños a la infraestructura que obstaculizaran la capacidad de las personas para acceder a los alimentos,” dijo Mike Learakos, Director Ejecutivo de Abound Food Care.
 
“Abound Food Care, en nombre de OC Hunger Alliance y nuestros socios en todo el condado, agradece enormemente el compromiso unánime de la Junta de Supervisores del condado por establecer un programa de distribución de comidas de emergencia que proporcione un inventario de comidas nutritivas organizadas en todo el condado, listas para consumir personas en las primeras etapas de la próxima crisis,” agregó.
 
“Cuando los restaurantes se vieron obligados a cerrar sus puertas el año pasado, muchos propietarios hicieron todo lo posible para encontrar formas innovadoras de proporcionar alimentos a los más necesitados,” dijo el Supervisor Do, quien lanzó la iniciativa de Despensa Emergente del Vecindario del primer distrito y el Programa de Entrega de Comidas en el Vecindario como una forma de ayudar a las personas mayores y las personas con discapacidades a tener acceso a comidas y comestibles.
 
Además, a través de una asociación con Saddleback Church, el Supervisor Do y la Supervisora Bartlett continúan organizando campañas de recolección de alimentos para miles de familias necesitadas.
 
“El mes de septiembre es reconocido a nivel nacional como el mes de la preparación,” dijo la Supervisora Bartlett. “Al reflexionar sobre la pandemia de COVID-19 y cuánto ha impactado a la comunidad, debemos resaltar la importancia de estar preparados tanto como sea posible para cualquier desastre que se nos presente.”
 
“Los desastres no van a esperar hasta que termine la pandemia,” dijo el Supervisor Do. “Las estrategias para impactar o reducir la inseguridad alimentaria deben considerarse como una parte importante de un esfuerzo de planificación de preparación para emergencias.”