Desde el 2010, el año más violento en la administración de Felipe Calderón, al 2013, el primer año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, la comisión de delitos en el país aumentó en 36.2%, al pasar de 30,490 a 41,536 delitos, de acuerdo con el informe de la revisión a la Cuenta Pública del 2013, presentado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El 12 de febrero pasado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que el país “está en los mejores niveles de seguridad de los últimos 10 años”.

Sin embargo, la auditoría alertó que “la política de seguridad pública aplicada hasta el 2012 (fin de la administración de Calderón) registró avances insuficientes en el cumplimiento de objetivos de mediano y corto plazos definidos en sus instrumentos programáticos. En tanto que los responsables actuales (el actual gobierno del PRI) han iniciado la implementación de nuevas estrategias al amparo de sus propios instrumentos de planeación, cuyo impacto aún constituye una asignatura pendiente”.

La ASF refirió que entre el 2010 y el 2013 aumentaron los recursos presupuestales al rubro de la seguridad, aunque esto no correspondió con la reducción de los delitos que más lastiman a la sociedad, como el secuestro, la extorsión y los homicidios.

“En cuanto al periodo 2010-2013, el presupuesto ejercido por las entidades encargadas de la seguridad pública se incrementó en 19,000 millones 676,227 de pesos (21.2%), al pasar de 92,000 millones 696,153 de pesos en el 2010 a 112,000 millones 372,380 de pesos en el 2013, con un incremento promedio anual de 6.6%; por su parte, la incidencia delictiva se incrementó en 11,046 delitos por cada 100,000 habitantes mayores de 18 años (26.6%), al pasar de 30,490 delitos en el 2010 a 41,536 en el 2013, con un incremento de 36.2%”, indica el documento.

Destacó que en ambos periodos, el presupuesto ejercido por el gobierno federal en seguridad pública registró un incremento de entre 21.2 y 31.9%, y el 2012 fue el año en el que se ejerció el mayor presupuesto de la historia en materia de seguridad pública, alrededor de 117,244 millones 621,000 pesos; sin embargo, refirió, la incidencia delictiva se incrementó entre 4.1 y 36.2 en el periodo 2007-2009.

“Respecto del periodo 2010-2013, el crecimiento en la incidencia delictiva registró su nivel más alto en el 2013, con 41,536 delitos por cada 100,000 habitantes mayores de 18 años”, precisa.

En el análisis de la ASF, los delitos de alto impacto en la sociedad se incrementaron: las extorsiones en 146.4%, al pasar de 2.8 por cada 100,000 habitantes en el 2007 a 6.9 en el 2013; los secuestros en 250.0%, de 0.4 secuestros en el 2007 a 1.4 en el 2014, y los homicidios dolosos en 66.7%, de 9.3 homicidios en el 2007 a 15.5 en el 2015.