La noche con Beatriz Adriana, llamada “Adiós y Bienvenida”

Todo un ‘arrebato’, en el doble sentido de la palabra, fue la actuación única de Beatriz Adriana el domingo pasado en el escenario principal de Original Mike’s, restaurante-bar en el centro de Santa Ana, que se colmó hasta el último asiento por la legión santanera y de sus alrededores, atraída por esta experiencia musical pocas veces vista en el condado de La Naranja, que hubo que poner sillas extra e incluso mirar el espectáculo de pie.
Beatriz Adriana apareció imponente en el escenario ataviada en un vestido negro de inspiración ranchera adornado con toques plateados y un velo transparente en color jade esmeralda, que le llegaban a los pies. Salió a cantar con su mariachi “¡Ora pues!” de Beatriz Adriana, a interpretar las canciones que se han hecho famosas en su propia voz. “De qué manera te olvido”, “Amor Eterno” y “Para que no te vayas”, son temas de los más solicitados de un amplio repertorio de autores como José Alfredo Jiménez y Juan Gabriel, que Beatriz Adriana ha consagrado acompañada de mariachi.
Al cumplir 44 años de carrera artística, Beatriz Adriana su nombre y estilo de interpretar el cancionero mexicano, constituye una página entera del género de la música regional mexicana, y se nota en sus seguidores que conocen y corean los temas que la identifican, y que la pasada noche de domingo en Original Mike’s contó con una amplia presencia de fans, entre ellos un numeroso contingente de la comunidad gay latina del condado de Orange, que se encuentra entre los más fieles admiradores de Beatriz Adriana.