¡Feliz Año Nuevo! Ya estamos aquí de nuevo sobrinos. Todo lo que empieza termina, el año 2014 se fue pero en su lugar se queda el año 2015 que como siempre viene cargado de sus promesas, de su empuje, de la energía de todo lo nuevo y de alguna manera queremos que nos toque algo de todo eso. Debemos reconocer que a veces cuesta trabajo empezar y no es mala idea subirse a ese carro de optimismo y empezar este nuevo año con garra, con fuerza, con entusiasmo y hasta atrevernos a hacer planes, a ponernos metas, a retarnos a nosotros mismos.

¿Qué dicen mis muchachos, le entran? ¡Conste que pregunté! No, si esto de planear a muchos se nos da, pero de comprometerse de verdad mmm…no a todos, así que debo retomar las palabras de una persona sabia que alguna vez dijo, sino estas dispuesto a cumplir mejor no hagas planes. Planear toma un tiempo, un espacio, una energía, crea ilusiones, genera expectativas, bueno hasta gastos porque a la mejor nos ponemos a comprar cosas acorde a esos nuevos planes y luego…nada. Así de simple nada. No movimos nada, no cambiamos nada, no hicimos nada. ¡Ah, ah, ah! Alto ahí, hacer eso deja algo más que nada. Nos deja un marcador en contra, nos deja un mal sabor de boca, sabotea nuestra autoestima, nos deja la sensación de que no servimos para nada, que fallamos, que algo anda mal con nosotros. Mala cosa.

Bueno primero muy optimistas y luego muy pesimistas ¿no? No necesariamente, solo realistas. Cosa que también a veces nos cuesta trabajo. El punto es, que si se van a aventar el paquete van con todo, bien planeado, con ganas. No para ver si pueden sino porque pueden. De otra forma sólo seria un gran derroche de si, si, si, si para obtener un gran NO.

RECETA DE HOY

-Haz propósitos realistas,
algo que sea alcanzable.
– Anota tus propósitos, las
palabras se las lleva el viento.
-Divídelos por etapas, así
puedes ir revisando tu
progreso.
-Usa un calendario por mes y
que este siempre a la vista.
-Decide cuanto tiempo diario,
semanal y mensual necesitas
para alcanzar tus metas.
-Comparte tus propósitos con
alguien que de verdad te qui
era y quiera verte bien, ahí
encontrarás palabras de
aliento y crecimiento.
Recuadro
Los invito a que sigan conmigo a lo largo de este 2015. Esta vez yo quiero decirles lo contenta y agradecida que estoy por todos los regalos de amor, enseñanzas y aprendizaje que recibí en este pasado 2014. Mi promesa es seguirme renovando y seguir creciendo para poder ser mejor y poder entregar cosas mejores de mí. ¡Gracias por todo lo que ustedes me han dado!