Servicios Miniondas/FarándulaUSA

Con Broncos triunfa la madurez de su mariscal de campo contra la novatez del de Panthers. La defensa de Broncos, clave en su triunfo

Con una defensa implacable, los Broncos de Denver conquistaron el Supertazón 50 para dar a su mariscal de campo Peyton Manning lo que quizá podría significar la culminación de su carrera deportiva, al imponerse 24-10 a Panteras de Carolina y recuperar el título, que no habían ganado desde 1999, justo cuando se retiró su emblemático quarterback John Elway.

La acción crucial fue en el último periodo, pues los Panteras buscaban dar la milagrosa remontada, pero Von Miller provocó un balón suelto a Cameron Newton, el cual recuperó TJ Ward en zona roja, para después convertirlo en el touchdown que sentenció el partido, más la conversión de dos puntos.

Número uno en la NFL, Broncos superó a un rival que no fue lo que mostró en la temporada y decepcionó en el Levi’s Stadium

Para el mayor de los Manning, quizás el título –el segundo en su cuenta personal (Indianápolis y Denver)– llegó en el momento cumbre de su prolífica trayectoria de 18 campañas, pero aún no descifra si partirá o continuará para seguir siendo uno de los mejores quarterbacks de la historia.

Broncos destrozan a Panthers 24-10 en el Super Tazón #50

Denver Broncos’ Peyton Manning holds up the trophy after the NFL Super Bowl 50 football game Sunday, Feb. 7, 2016, in Santa Clara, Calif. The Broncos won 24-10. (AP Photo/Matt York)

El Sheriff debe estar orgulloso de sus Broncos, porque gracias a ellos ganó el Tazón dorado, a los 39 años, para ser el mariscal de mayor edad en lograrlo.

En contraste, a Newton la novatez le cobró factura. En vez de ser recordado como el comandante explosivo de manos y piernas, completó la increíble cifra de siete capturas y pérdida de balones, la mayor para un equipo en un Supertazón; en tanto, Denver fijó otro récord con 194 yardas, la menor cantidad de un ganador.

Fuente: NFL Official Site

Foto: nfl.com