Sube a 95 el número de casos 

A California ha llegado desde el inicio de la temporada invernal un brote de sarampión que fue detectado por primera vez en el parque temático de Disney en Anaheim, y que se ha esparcido hasta llegar al número de 95 casos detectados.

Según el departamento de Salud Pública de California 79 del total de infecciones están localizados en California y 52 de ellos están relacionados con el contagio en el parque temático de Disney.

El brote de sarampión que apareció en Disneylandia de Anaheim hace un mes sigue en aumento.

El departamento de Salud Pública dijo que el número de personas infectadas subió a 95 y que 79 de ellas están en California, de los que 52 se contagiaron al parecer en el parque temático.

El resto de los casos están diseminados en Michigan, Arizona, Utah, Washington, Colorado, Oregon, Nebraska y México.

Las nuevas cifras muestran ocho casos más de un total de 87 confirmados la semana pasada. La mayoría de casos se han presentado en personas de 20 años y mayores.

La mayoría de los infectados no estaban vacunados contra el virus por lo que las autoridades instan a todas las personas a vacunarse. También reiteró que las personas vacunadas están libres de contraer la enfermedad y no existe ninguna restricción para asistir a los parques.

El sarampión es causado por la infección con el virus del sarampión, un paramixovirus del género Morbillivirus. El virus vive en la mucosa de la nariz y en la garganta del niño o adulto infectado. La persona infectada puede contagiar el sarampión durante cuatro días antes de que aparezca la erupción y esto sigue siendo así durante un periodo de entre cuatro y cinco días después.

El sarampión suele comenzar con una fiebre leve que puede evolucionar en una fiebre moderada, a menudo acompañada de tos persistente, secreción nasal, ojos inflamados (conjuntivitis) y dolor de garganta.

La erupción consiste en pequeñas manchas rojas. En el primer sitio donde salen es en la cara, sobre todo detrás de las orejas y alrededor del pelo. Durante los días siguientes, la erupción se extiende por los brazos y el tronco y, a continuación, sobre los muslos, las pantorrillas y los pies.

Una persona con sarampión puede contagiar el virus a otras personas durante unos ocho días.