Saúl ‘Canelo’ Álvarez ha dado un paso importante en la planificación de su próxima pelea al asegurar la sede de la T-Mobile Arena en Las Vegas. La Comisión Atlética del Estado de Nevada reveló que la empresa PBC, asociada con el Canelo para otras dos peleas, ha apartado dicho recinto para su próximo combate.

La información también revela que una de las fechas reservadas es el sábado 4 de mayo, lo que sugiere que el Canelo Álvarez podría subir al ring ese fin de semana.

Eddy Reynoso, el entrenador del Canelo, confirmó la elección de la fecha al declarar a TUDN, que «la fecha en mayo ya tiene mucho que pertenece a Saúl y vamos a seguir por ese camino y en esa fecha».

Aunque no se ha revelado oficialmente quién será el oponente de Álvarez en esta pelea, ha habido especulaciones sobre posibles contendientes, incluyendo nombres como David Benavidez y Jermall Charlo, el gemelo de Jermell, el último boxeador al que el mexicano venció.

«No aún, estamos trabajando, estamos prácticamente regresando de vacaciones, ya tuvimos una reunión con PBC hace unos meses después de la pelea, tendremos otra para ver qué sigue», comentó Eddy Reynoso.