El deporte es de momentos, y por ahora éste es el de Carlos Ortiz. El golfista mexicano tuvo un gran cierre para terminar en la cuarta posición del Phoenix Open, a dos golpes del triunfador Brooks Koepka. Con este resultado, el tapatío se colocó en el lugar 7 de la FedEx Cup, a 207 puntos del primer sitio, el estadunidense Xander Schauffele, mientras que en el ranking ascendió al lugar 45, por lo que junto a Abraham Ancer (27) son ya dos mexicanos en el top 50. Tras lo conseguido , Ortiz suma tres top 10 en la temporada y cuatro top 25 en 11 torneos disputados; sin olvidar que en noviembre pasado celebró la primera victoria de su carrera al ganar en Houston, que sin duda fue un gran aliciente para él, pues le dio el boleto para el Masters de este año.

Consistente

Con su triunfo en Houston, donde rompió una racha de 42 años sin una victoria mexicana en la PGA, Carlos se ubicó octavo en Mayakoba, para después firmar su actuación más floja de los recientes torneos al situarse 37 en Maui. Ahí no estuvo fino. Pero el mexicano se reagrupó y una semana después acabó 14 en Hawai, antes de ser 29 en San Diego, un resultado engañoso, pues hasta el último día peleó los primeros lugares, y al final, por arriesgar se cayó en la tabla. Finalmente, el pasado fin de semana Ortiz cerró de manera espectacular en Phoenix con seis birdies y un eagle para terminar con 267 golpes y una tarjeta de -17 bajo par, a dos golpes del campeón.