La casa de Los Ángeles donde Monroe vivió ha sido declarada monumento histórico cultural, mientras que una decisión de la comisión de planificación de Palm Springs aumentó las posibilidades de que una estatua de 8 metros llamada «Forever Marilyn» permanezca en su lugar.

El Concejo Municipal de Los Ángeles votó a favor de la designación histórica el miércoles después de una larga batalla sobre si la casa en el elegante vecindario de Brentwood sería demolida, así lo informó Los Angeles Times.

Los actuales propietarios viven al lado y querían demoler la casa para ampliar su propiedad.

El Concejo, sin embargo, fue unánime al actuar para salvarla.

«No hay otra persona o lugar en la ciudad de Los Ángeles tan emblemático como Marilyn Monroe y su casa en Brentwood», dijo Traci Park, representante del concejo del área, antes de la votación.

En Palm Springs, la estatua «Forever Marilyn» representa a Monroe en la famosa escena del vestido ondulante de «The Seven Year Itch». Se ha trasladado por Estados Unidos y otros lugares, incluido un período anterior en Palm Springs, y ahora está de regreso. Un grupo de la industria hotelera propietario de la estatua quiere que permanezca permanentemente.