Servicios Miniondas/FarándulaUSA

El lunes, el presidente estadounidense Barack Obama y el mandatario cubano Raúl Castro se reunieron en el Palacio de la Revolución de La Habana, siendo el primer contacto oficial de este tipo entre Cuba y Estados Unidos en más de medio siglo

En una conferencia de prensa conjunta, Obama anunció un “nuevo día” en las relaciones con Cuba. Castro solicitó a Estados Unidos levantar el bloqueo comercial a Cuba y devolver la base naval de Guantánamo.

Raúl Castro expresó: “El bloqueo es el obstáculo más importante para nuestro desarrollo económico y el bienestar del pueblo cubano. Por eso, su eliminación será esencial para normalizar las relaciones bilaterales. También será beneficioso para la emigración cubana, que desea lo mejor para sus familias y su país. Para avanzar hacia la normalización también será necesario que se devuelva el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo”.

Castro niega tener presos políticos y critica historial estadounidense respecto a derechos humanos

Castro también procuró defenderse de la pregunta de un periodista sobre los presos políticos en Cuba, afirmando que si le daba una lista de los presos políticos los liberaría inmediatamente. Castro criticó el historial estadounidense respecto a los derechos humanos, y dijo que Cuba consideraba “inconcebible que un gobierno no defienda y asegure el derecho a la salud, la igualdad de remuneración y los derechos de los niños”. Obama dijo que Estados Unidos no debería ser inmune a estas críticas.

El presidente Obama enunció: “Pero, como han oído, el presidente Castro también ha abordado lo que ve como fallas de Estados Unidos respecto a las necesidades básicas de las personas, la pobreza y las relaciones entre desigualdad y raza. Y también damos la bienvenida a este diálogo constructivo porque creemos que cuando compartimos nuestras creencias e ideas más profundas, con una actitud de respeto mutuo, ambos podemos aprender y mejorar la vida de nuestro pueblo”.

Fuente: Democracy Now!

Foto: Cortesía Democracy Now!