LA MECA DE LOS MAYAS

Chichén Itzá es la ciudad muerta más famosa del mundo maya y se encuentra por carretera a 120 Km. al oriente de la ciudad de Mérida.
Para unos tuvo su esplendor entre los años 600 y 1250 D.C. Fue abandonada hasta la llegada de los Itzáes que le dieron su nombre, y un nuevo auge, con construcciones que muestran influencias del altiplano.
Para otros por recientes investigaciones que ponen en duda esta supuesta secuencia histórica, pues parece ser que los diversos estilos arquitectónicos, se desarrollaron en el mismo período. Porque los hallazgos muestran la posibilidad que Chichén no fue abandonada sino que tuvo una ocupación continua que principia antes de la era cristiana hasta la llegada de los españoles en 1526.
Sus edificios más importantes son: el Castillo que es su símbolo; el Caracol, notable e interesante construcción desde cuyo interior los astrólogos mayas observaban pacientes y rigurosos a través de las ventanas que miran a puntos astronómicos importantes el movimiento de los astros; el Juego de Pelota cuyos parámetros están decorados con relieves alusivos al juego que evidencian la importancia que tenía en la vida y cosmogonía de los pueblos prehispánicos y El Templo de las Mil Columnas y el de los Guerreros, con los elementos alusivos a sus nombres que muestran influencia del estilo Pucc asociadas a rasgos del altiplano asentados en una plataforma de 6 Km. que constituye el centro de la Ciudad.
El Castillo es la más importante construcción de la zona, y ha sido interpretado como la expresión material de un calendario, ya que si se cuentan los peldaños de las 4 escaleras y la plataforma superior suman 365 que son los días del año. Los nueve cuerpos de la pirámide al ser divididos por la escalera suman 18, que son los meses del año indígena y tiene como decoración en cada fachada 52 tableros, número igual a los años que forman un siglo mesoamericano. Durante los equinoccios en marzo y en septiembre se produce un interesante fenómeno de luz y sombra en la escalera principal: Conforme el sol va declinando se forman a lo largo de la alfarda derecha, uno a uno, siete triángulos de luz hasta quedar iluminada la cabeza de una de las serpientes que forman el inicio de las alfardas marcando la figura de un reptil que baja desde lo alto….. KUKULKÁN, el dios máximo de los mayas, equivalente a Quetzalcóatl de los aztecas.