Chile inauguró la Copa América con un elaborado triunfo por 2-0 ante un correoso Ecuador, que aguantó las embestidas del rival pero terminó cediendo ante el ímpetu del anfitrión del torneo.

Arturo Vidal, de penalti, y Eduardo Vargas, resolvieron el partido con sus goles en la segunda mitad y dieron los tres primeros puntos a la Roja en el Grupo A, donde este viernes jugarán México y Bolivia.