La fuerza y el acondicionamiento del brazo de Colin Kaepernick se destacaron en su entrenamiento con Las Vegas Raiders, pero ninguna firma es inminente hasta ahora, dijeron varias fuentes a ESPN. Los Raiders consideraron que el entrenamiento de Kaepernick fue «positivo», pero el equipo de Las Vegas podría estar buscando otro pasador para servir como respaldo de Derek Carr a pesar de haber cambiado al ex quarterback de los New England Patriots, Jarrett Stidham, y haber firmado a Nick Mullens.

Kaepernick, de 34 años, no juega en la NFL desde 2016, año en que comenzó a protestar contra la desigualdad racial durante el himno nacional.El único otro equipo que se sabe que lo trajo de visita desde entonces fueron los Seattle Seahawks, en mayo de 2017.