Solo hay 6% de jueces latinos en La Naranja
Luis Arritola Miniondas

Comisionada Carmen Luege busca ser jueza de O.C.

“El trabajo que tengo debe ser imparcial, ver las evidencias, analizar los hechos y aplicar la ley con integridad e independencia de juicio”, dice Carmen R. Luege en entrevista concedida a Miniondas en sus oficinas de la Corte Superior del Condado de Orange.

La comisionada, de origen cubano con 30 años de experiencia en la práctica legal tanto privada como publica, egresada de la Escuela de Leyes de UCLA, es una de las pocas mujeres presidiendo juicios civiles y criminales en el condado de La Naranja, de hecho las juezas constituyen el 26% del total de los jueces del condado, y solo 6% son jueces latinos, “este año se retiran los jueces George Muñoz, Luis Rodríguez y Francisco Briseño, así que del 6% perdemos tres miembros en 2014, de los pocos que habíamos”.

La decisión de la comisionada Luege de convertirse en jueza es “porque como comisionada tengo limitaciones que no tendré como jueza para presidir casos criminales como violaciones y asesinatos”, dice Luege quien es respaldada por la jueza Nancy Wieben Stock para ocupar su asiento en la Corte Superior de Orange County.

Sus antecedentes personales, así como étnicos y culturales como emigrada de la Cuba de Castro y de la España de Franco, la han hecho apreciar el sistema judicial de los Estados Unidos, dándole un sesgo especial a su manera de llevar los juicios en corte, pues afirma:

“Una de las cosas mas importantes para mi como jueza, es estar segura de que la gente entiende el proceso, y que la gente salga del salón de la corte entendiendo qué pasó, por lo que lo explico en términos simples que todos puedan entender”.

La razón de explicar el proceso es “para que el publico sepa cómo tomé la decisión basada en la ley, no estoy requerida por ley hacerlo, pero explico qué decidí y por qué para que entiendan mi decisión. Me tomo el tiempo para hacerlo, y es importante para mi porque me doy cuenta que viene gente a este país sin hablar el idioma y sin entender el país, por lo que se sienten intimidados y confusos, yo conozco ese sentimiento”.

La campaña para ser electo como juez no es partidaria, por lo que los candidatos no requieren declarar su afiliación a un partido político. Sí requieren, en cambio, tener las credenciales y la experiencia profesional para ejercer como jueces.

En el caso del puesto que deja la jueza Wieben Stock hay solo dos candidatos, la comisionada Luege y el asistente del District Attorney de O.C. Jeff Ferguson, por lo que en las elecciones del 3 de junio habrá un ganador. Más información sobre la campana de la comisionada Carmen R. Luege, visitando su sitio de campaña en www.carmenluegeforjudge.com.