Siempre se puede encontrar un camino para regresar y encontrar una forma para iniciar con una nueva actitud cuando las cosas no han funcionado.

“No tiene nada de malo equivocarse…” No pasa nada si te pierdes, siempre hay un retorno, puedes encontrar y retomar tu ruta. Si lo que estás haciendo no funciona, no te desesperes puedes encontrar una nueva forma, se más creativo y persistente. No te enfoques en el problema busca una nueva solución…

Es un nuevo año, date una nueva oportunidad, tú puedes. No te des por vencido, todos tenemos sueños que realizar.

Desafortunadamente cuando uno ha intentado varias veces conseguir un objetivo en particular, o cuando se da cuenta que se ha perdido y que no se encuentra un retorno conocido la verdad es que uno se desespera y muchas veces pierde el enfoque necesario para reiniciar el camino.

Es difícil juzgar a las personas que pareciera que se han dado por vencidas o que están hartas de tratar de salir adelante y simplemente no pueden. Quizá sienten que ya que han intentado tantas veces conseguir sus objetivos y no lo han logrado que creen que ya no hay nada que se pueda hacer. Su decepción pudiera ser legítima. Su frustración es real. Sus esfuerzos se han desvanecido. Nadie los puede culpar. Es parte de la vida.

Confrontar el miedo y sentir que uno se ha equivocado o aceptar que las cosas no se dieron como se esperaba, no es fácil. Tener que intentarlo una vez más es una labor que requiere humildad y determinación.

Cuando se puede enfrentar el dolor o la frustración que se siente, uno casi milagrosamente encuentra el valor necesario para aceptar que hay que cambiar el enfoque, la dirección y la forma de ver las cosas. Así es un poco más fácil volver a empezar, aprender las lecciones necesarias y así, encontrar la energía y fortaleza que se requiere para buscar una vez más un nuevo camino.

Mientras el miedo o la pereza no sean los pretextos que obstruyan la claridad para poder reiniciar el camino extraviado uno encontrará razones válidas para volver a tratar.

La forma como uno visualiza las acciones personales es esencial que dan la energía y el esfuerzo para realizar lo que uno hace. Es una manera de ayudar personalmente a encontrar nuevas razones para volver a tratar y posiblemente lograr lo que uno busca o necesita.

Los errores y los caminos equivocados son inevitables, sin ellos no hay superación, crecimiento o mejora. Hay que recordar que siempre hay una forma para reconectarse y encontrar el camino perdido.

Los caminos sin salida, las equivocaciones y los obstáculos son mentores y pruebas complicadas fortalecen el carácter y forman la misión de vida personal.

La persona exitosa y valiente es definida por su determinación y constancia para tratar. Nunca se refiere a la persona perfecta que todo le sale bien y nunca se equivoca.

La receta

recetas-titulo1

Volver a empezar

recetas-titulo2

Ingredientes:

  • Valor – fortaleza para aprender de los errores y aceptar las equivocaciones
  • Determinación – constancia para levantarse tantas veces sea necesario
  • Fe – esperanza que se va a encontrar aquello que tanto se desea o se necesita
  • Perspectiva – visión global de la vida para poder ver mas allá de lo que está sucediendo
  • Compasión – tratarse con cariño, poder perdonar y soltar los malos ratos

Afirmación Personal para poder volver a empezar

Tengo el valor para levantarme cuando me he caído o he perdido mi camino. Elijo encontrar los aprendizajes que mis errores me quieren enseñar para intentar con nuevas herramientas conseguir lo que me he propuesto. La vida tiene obstáculos y no castigos. Componer el pasado, requiere caminar hacia adelante entendiendo paso a paso lo que ya sucedió a pesar del dolor que esto cause. Encuentro mi luz y alumbro mi camino para ayudar a que otros hagan lo mismo.

Aprendizajes para los nuevos inicios:

1. No hay perdedores en la vida cuando se tiene la determinación de conquistar los sueños personales. Cada uno tiene la elección y el poder para darse por vencido siempre o seguir intentando y conseguir lo que se busca.

2. Si se te pierde el camino siempre hay forma de recuperarlo o volverlo a encontrar. Estar vivo es tener nuevas oportunidades diarias las cuales se deben de aprovechar para encontrar una nueva forma y un nuevo camino.

3. El orden para aprender y rectificar es reverso a la forma de vivir. Hay cosas que solo se aprenden cuando uno se ha perdido o equivocado. Solo se puede corregir lo que está atrás del camino, Cuando me adelanto, me rectifico y encuentro mi camino.

“El presente se vuelve mejor cuando se integra el pasado, los errores con la fortaleza y los deseos para ser mejor.” 

Tenemos citas, presenciales y virtuales disponibles, pide tu cita hoy. www.recetasparalavida.com