Sistema Nacional de Población, Migración y Desarrollo

Luis Manuel de la Teja Miniondas

Al inicio de su administración de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a crear el Sistema Nacional de Población, Migración y Desarrollo, mismo que sería integrado por servidores públicos de todas las dependencias del gobierno federal, funcionarios del sector privado, académicos, investigadores, expertos y, representantes de la sociedad civil, con actividades tanto en el país como en el extranjero, interesados en colaborar en políticas públicas para las distintas manifestaciones del fenómeno migratorio.

Dicho sistema sería integrado por el recién creado Consejo Consultivo de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación y por el Consejo Consultivo de los Mexicanos en el Exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores, que tendría como objetivos definir, elaborar, implementar y evaluar con indicadores de impacto social, las acciones llevadas a cabo por las dependencias federales, así como establecer los trabajos de coordinación con los otros poderes y niveles de gobierno para una atención integral y colaborativa, que operaría por lo menos cuatro veces al año de manera presencial y de forma permanente a través del uso de medios electrónicos y virtuales.

Además planteó avanzar hacia una Administración Eficaz de las Fronteras, en las que se definan las acciones inmediatas de los dos proyectos generales iniciados en la pasada administración: “Programa Integral para la Frontera Sur” y “Frontera Norte Siglo XXI”, considerando como prioridad mejorar y construir más puntos de internación con el personal, la tecnología y la seguridad necesarias para su operación.Respecto a consolidar los espacios de desarrollo y bienestar binacional para las regiones fronterizas, el Ejecutivo planteo, instruir al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores para que analice los acuerdos de cooperación internacional existentes con nuestros países vecinos en materia fronteriza y migratoria, a fin de proponer ampliaciones, modificaciones o acuerdos nuevos para asegurar la aplicación de la política migratoria con pleno respeto de los derechos humanos, con un enfoque de desarrollo local en las comunidades de origen y de reinserción integral para los mexicanos que regresan, a partir de todos los programas de orientación social y económica que ofrecen las dependencias federales.

Lo anterior, permitirá consolidar en el mediano plazo un Instituto Especial que atienda todas las vertientes de la movilidad humana al interior y exterior del país, agrupando y coordinando dicha oferta de programas en este nuevo órgano, a manera de dar integralidad al fenómeno migratorio, realizando los siguientes compromisos.

Impulsar un Programa de Modernización, Seguridad y Desarrollo Integral de las Fronteras, mediante la mejora e incremento de la infraestructura física y tecnológica, con puntos de internación más humanos.

La Frontera Norte será una zona binacional próspera, que tenga como ejes: el comercio, facilitando el flujo de mercancías y personas y; la seguridad. La Frontera Sur será un espacio de desarrollo que formalice una región socioeconómica ya existente, con mayor control de los flujos irregulares con respeto de los derechos humanos, e impulso de los regulares, con esquemas de empleo temporal, circularidad, derechos sociales e integración familiar.

Nuevo Modelo de Inmigración basado en la seguridad y respeto de los derechos de nuestros hermanos centroamericanos. Para ello, reformaré la autoridad migratoria y combatiré la corrupción en todos sus niveles. El país será ejemplo de administración migratoria, enseñaremos al mundo que el control, la seguridad y los derechos humanos pueden ser compatibles.

Respecto a las diásporas, acercar los Programas y Servicios a los Mexicanos en el Exterior, para apoyarlos en sus procesos de inclusión en sus comunidades de destino. Un gobierno mexicano cercano que proteja donde quiera que estén sus derechos humanos y que acompañe a las organizaciones proinmigrantes en la negociación de una posible Reforma Migratoria.

Crear el programa “México: Talento Global”, con mexicanos destacados para lo cual implementara mecanismos que institucionalicen su participación en programas científicos, tecnológicos, económicos, sociales y culturales en el país y en el exterior. Lo cual, permitirá dar circularidad a los talentos y potencialmente repatriarlos .

Finalmente enuncia como prioridad promover el Desarrollo Local en las comunidades de origen que han quedado despobladas. Para ello, necesitamos generar un círculo virtuoso que incorpore las vocaciones productivas de cada región y las capacidades de las personas del lugar, mediante proyectos que sean consensuados y de beneficio comunitario. Lo que está en juego es la permanencia de muchas comunidades, la acción del gobierno ya no puede esperar.

A los especialistas, académicos del colectivo PND, les tocará evaluar los avances o retrocesos de los compromisos del ejecutivo en materia migratoria.