Servicios Miniondas/FarándulaUSA

Si los Juegos Olímpicos Río 2016 tienen un nombre y una anécdota legendaria que contar se llama Simone Biles: Cuatro medallas de oro y una de bronce en Gimnasia Olímpica, poniendo a Estados Unidos por vez primera como la máxima potencia en este deporte

simon!!   simon!   simone bi   simone bile

Estados Unidos fue el campeón indiscutible de gimnasia femenina  en los Juegos Olímpicos de Río 2016, obteniendo cuatro medallas de oro. La artífice que coloca a Estados Unidos como la primera potencia de la gimnasia olímpica es Simone Biles que llevó a Estados Unidos hasta el oro, con innegable superioridad frente a los equipos tradicionales de oro en gimnasia, Rusia y China, deslumbrando con la belleza y perfección de sus movimientos.

Desde el principio de los juegos, Biles fue la favorita para ganar en las cinco pruebas de la gimnasia femenina en Río, y cerró con su cuarta medalla de oro como merece, como la campeona que cambió la gimnasia olímpica para siempre, siguiendo los pasos de su antecesora, la rumana Nadia Comaneci, quien en su tiempo redefinió también la gimnasia volviéndose una leyenda del deporte.

Con un cadencioso ritmo brasileño, Biles realizó su último ejercicio con un alto grtado de dificultad en sus cuatro diagonales, incluido el famoso «Biles movement», que cautivó a la audiencia y le procuró tantos fans en el globo entero.

Las Cinco Magníficas del equipo norteamericano de gimnasia femenil fueron despedidas con ovaciones de pie, no sin arrancar lágrimas de emoción de Aimee Boorman, la entrenadora rumana que la descubrió cuando tenía seis años, preparándola para este momento.

Junto a Michael Phelps y Usain Bolt, Simone Biles es una de las tres estrellas de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Fuente: Juegos Olímpicos Río 2016

Fotos: Simon Biles Facebook