Conocida como “La Ciudad de la Eterna Primavera”, Cuernavaca, Morelos, es el destino preferido de muchos citadinos debido a su cercanía con el Distrito Federal, la tranquilidad que se respira en cada uno de sus rincones y, por supuesto, la agradable temperatura cálida  que  presenta  la  mayor parte del año (21° C). A tan sólo 85 kilómetros de la Ciudad de México, la capital morelense ha sido adoptada como lugar de esparcimiento y descanso por casi todos quienes la han conocido, desde emperadores aztecas y conquistadores, hasta príncipes, artistas y un gran número de jubilados. Su paisaje dotado de colores y aromas corresponde a los florecimientos de bugambilias, jacarandas, tulipanes africanos, azucenas, jazmines, tabachines y margaritas.

Hermosas plazas y construcciones de estilo colonial conforman el centro histórico de Cuernavaca que presume el atrio de la Catedral, donde se llevó a cabo la primera pastorela del país. En Ocotepec, un pueblo cercano a Cuernavaca, el Día de Muertos posee gran relevancia. Un afluente de visitantes provenientes de todos los estados, y de otros países, visita el cementerio de esta población para    admirar  las  ofrendas que se colocan en sus altares.

turismo_cuernavaca2

Morelos es la tierra de los danzantes conocidos como ‘chinelos’, que con sus característicos trajes y máscaras bailan incansablemente en los festivales al son de la tambora. Cuernavaca se suma a la tradición cultural de su estado, celebrando su carnaval en el mes de marzo, conocido como la Feria de la Flor. La Feria de la Primavera también es un festejo importante en Cuernavaca, se lleva a cabo en marzo e incluye tours gastronómicos, venta de artesanías estatales y muestras de música, danza, teatro y artes plásticas. La ciudad cuenta con varias barrancas, como la de Amanalco, la cual alberga un corredor turístico y puentes colgantes, y la Barranca de San Antón, conocida como “El Salto” debido una caída de agua de 34 metros.

Cercano a esta ciudad primaveral, se halla Teopanzolco, yacimiento arqueológico compuesto por 11 edificios que erigen estructuras piramidales de forma rectangular que sirvieron de adoratorio a Huitzilopochtli y Tláloc. Este sitio prehispánico perteneciente a la colonia Vista Hermosa, convive en total armonía con la zona metropolitana de Cuernavaca.

Gracias a la gran cantidad de montañas, volcanes, praderas y ríos que circundan la Ciudad de la Eterna Primavera, las aventuras naturales son las actividades preferidas de los visitantes. Montañismo, espeleología, descenso en río, golf, paracaidismo, kayak, camping, rapel, cañonismo y hasta bicicleta de montaña, son posibles en este cálido destino.