El país fue testigo de como jóvenes, celebridades  y manifestantes de todas la edades se reunieron en diversas ciudades para protestar contra el uso de armas.

Convocadas por estudiantes sobrevivientes de la masacre en una escuela en Florida, decenas de miles de personas se congregaron el  pasado sábado 24 de marzo en la capital de nuestro país y otras ciudades en marchas por el control de armas de fuego y el activismo político entre los jóvenes.

Los organizadores de la “Marcha por Nuestras Vidas” en Washington esperaban que su protesta igualase en números y espíritu la marcha de las mujeres el año pasado, una de las mayores protestas en la capital desde la era de la guerra de Vietnam y que excedió por mucho las predicciones de 300 mil participantes.

Con pancartas que decían “Somos el cambio”, “Se acabó el silencio” y “Fuera la NRA de la política”, los manifestantes se congregaron en la Avenida Pensilvania desde el proscenio cerca del Capitolio hasta la Casa Blanca. La ruta pasa además junto al Trump International Hotel. El presidente Donald Trump estaba en Florida el fin de semana.

La violencia con armas de fuego es algo reciente para algunos en la muchedumbre en Washington: Ayanne Johnson, de la Escuela Secundaria Great Mills, en Maryland, llevaba un cartel que decía “Marcho por Jaelynn”, en honor a Jaelynn Willey, quien murió el jueves, dos días después de ser baleada por un compañero de escuela. Un adolescente fue herido en el ataque y el atacante murió.

Tras la masacre del 14 de febrero en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, los estudiantes han accedido a una corriente pro control de armas que ha estado creciendo con los años -pero que aún enfrenta una poderosa oposición de los defensores del derecho de posesión de armas. Los organizadores esperan que las pasiones de las muchedumbres y su alineación de oradores adolescentes se vuelva un momento decisivo a partir de las elecciones legislativas de noviembre.

Muchas personas se congregaron también en una marcha cerca de la escuela en Parkland donde murieron 17 personas. La presencia policial era considerable allí, mientras los organizadores preparaban el sitio y los manifestantes comenzaban a llegar. Con las consignas de “Basta ya” y “Nuestras boletas (electorales) detendrán las balas”, unas 20 mil personas se concentraron en el lugar. Otras personas de la zona fueron a la marcha central en Washington. El dueño del equipo de fútbol americano New England Patriots, Robert Kraft, cedió el avión del equipo para el viaje por pedido del astronauta Mark Kelly.

Paul McCartney no olvida a John Lennon

En una oleada histórica de activismo juvenil, cientos de miles de adolescentes y sus simpatizantes salieron el pasado sábado 24 de marzo a las calles para manifestarse contra la violencia derivada de las armas de fuego, prometiendo transformar su temor y duelo en un movimiento que “expulse con el voto” a los políticos que se oponen a los controles y exigir leyes más estrictas sobre las armas y las municiones.

En una de las marchas que se realizaron en Nueva York, Paul McCartney ex Beatle, recordó a su amigo cuando en una entrevista para CNN le preguntaron porque era importante para él apoyar al movimiento contra las armas. “Uno de mis mejores amigos fue asesinado por la violencia con las armas, por estos rumbos, así que es importante para mi” declaró el músico.

Emma Gonzalez, una de las estudiantes que sobrevivió al atentado el 14 de febrero en Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida.

Jaden Smith y Kendall Jenner se unieron a la protesta contra el uso de armas

Miley Cyrus y Demi Lovato estuvieron presentes en la protesta