Servicios Miniondas/FarándulaUSA

Dolores Huerta Se Une a la Huelga de Trabajadores de las Tiendas El Super en Protesta por Prácticas Laborales Injustas

Sosteniendo pancartas en lo alto y gritando consignas que resonaron enfrente de las tiendas El Super, los trabajadores de siete supermercados del Sur de California iniciaron una huelga por recientes Prácticas Laborales Injustas (ULPs por sus siglas en inglés). Los huelguistas, miembros del Sindicato de Trabajadores Unidos de la Industria de Alimentos y el Comercio (UFCW), protestan en contra de las violaciones a sus derechos y en defensa del mandato de las leyes laborales de Estados Unidos de que la compañía debe negociar de buena fe.

Los empleados de El Super fueron respaldados por la reconocida luchadora de los derechos laborales y humanos, Dolores Huerta quien se presentó a la manifestación de protesta en frente de la tienda El Super, localizada en la avenida Gage, en el Sur de Los Angeles.

“La lucha en la que están participando los trabajadores de El Super es la misma lucha por la que los trabajadores del campo han luchado
históricamente: el derecho a pertenecer a un sindicato, el derecho a tener negociaciones de buena fe, y el derecho a estándares de la industria, lo que significa lograr salarios con los que puedan sostener a sus familias. Yo estoy con los trabajadores de El Super y su campaña para lograr respeto en los lugares de trabajo y dignidad para sus familias”, dijo Dolores Huerta, veterana líder por los derechos laborales y cofundadora del Sindicato de Campesinos UFW.

La huelga de este día fue llevada a cabo en protesta por las más recientes Prácticas Laborales Injustas en la cadena de supermercados

El comportamiento de la empresa ha sido objeto de cargos presentados ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales en la última semana, incluyendo acusaciones de negociación de trámite, negación de los términos que El Super implementó unilateralmente hace año y medio como parte de su “última, mejor y final” oferta contractual y retraso injustificado en proporcionar información crucial para llevar a cabo negociaciones efectivas.

Los miembros del sindicato en El Super han estado trabajando sin un contrato justo desde septiembre del 2013. De cara a la acción de la corte y un juicio de la Junta Laboral, la compañía regresó a la mesa de negociaciones con el sindicato en agosto de este año, después de más de año y medio de ausencia. Sin embargo, ellos regresaron, para entablar negociaciones de mala fe, en violación a la ley federal.

La cajera de El Super, Flora Castañeda, participó en la huelga para hacer que la empresa cumpla sus obligaciones legales en la mesa de negociaciones: “ Lograr un contrato sindical con la compañía es mucho más que un documento legal para mí, mi familia y mis compañeros de trabajo. Mi esperanza es que si la compañía negocia de buena fe, nosotros podemos firmar un acuerdo que finalmente me permitiría tener una temporada navideña en la que yo pudiera preparar una cena para mi familia y comprar algunos regalitos para mis niños.

«Creo que si la compañía negocia de buena fe, nosotros podemos lograr un convenio que nos permitiría ir al doctor cuando nos enfermamos, ahorrar para que nuestros hijos estudien y tener suficiente dinero al final del mes para comprar comida y pagar nuestra renta. También significa que nosotros tendremos protección frente a las represalias de la empresa en contra de quienes apoyamos al sindicato”, dijo.

Además de los recientes cargos presentados ante la Junta Laboral, que dieron lugar a esta huelga, la Junta Nacional de Relaciones Laborales
emitió recientemente una queja en contra de la compañía El Super y su filial, el Grupo Comercial Chedraui por Prácticas Laborales Injustas adicionales.

Fuente: ufcw770
Foto: Cortesía UFCW 770