El pívot estrella de Los Ángeles Lakers, Dwight Howard, tiene el deseo de estar el próximo domingo en Houston para formar parte del equipo de la Conferencia Oeste que se enfrentará al del Este en la edición 62 del Partido de las Estrellas de la NBA.

Pero todo dependerá de cómo vaya la lesión que sufre en el hombro derecho durante los últimos partidos de la compe-tición de liga que hasta el jueves le faltan disputar a los Lakers antes que llegue el descanso del Fin de Semana de las Estrellas.

deportes_howard

Howard reconoció que siente una gran motivación de estar con el equipo titular del Oeste junto al resto de las grandes estrellas de la NBA y espera que el hombro le responda y no se le agrave en los choques que le hacen faltan a la escuadra angelina hasta llegar al juego de las estrellas este fin de semana.

“Ojalá pueda jugar”, declaró Howard después del entrenamiento del lunes. “Si siento alguna molestia, jugaría apenas un par de minutos, y luego descansaré”.

Howard destacó que jugar en el Partido de las Estrellas es importante para él por lo que significa entre los seguidores de la NBA, pero a la vez no quiere perjudicar su condición física de cara al futuro.

El pívot de los Lakers será titular al lado de su compañero el escolta Kobe Bryant, el ala-pívot Blake Griffin y el base Chris Paul, de los Cli-ppers, y el alero Kevin Durant, de los Thunder de Oklahoma City.

“Mi salud es lo más importante”, reiteró Howard, que participará por séptima vez en el Partido de las Estrellas.

“Quiero estar saludable por el resto de la temporada, pero si puedo jugar, lo haré, será algo

hermoso y muy positivo”.

Howard no ha podido jugar en  seis  partidos de la  competición regular debido a la torcedura que sufre, un desgarre en el labrum del hombro derecho, incluidos tres durante la última gira de los Lakers.

Por su parte, el entrenador de los Lakers, Mike D’Antoni, dijo que no tenía problema con que Howard participe en el Juego de las Estrellas a pesar de la lesión.