Por Salomon Rivera

Hola, mi nombre es Salomon Rivera y quiero primeramente agradecer a Dios, por darnos ese don de poder pensar, y con un lapiz poder compartir esos pensamientos con otras personas, como en este caso, yo lo hare con ustedes que muy amablemente se han tomado el tiempo de leer esta columna.

De igual manera quiero agradecer a este periodico por decidir publicar este articulo.
El objetivo primordial de escribir esta columna mensualmente sera de compartir con ustedes algunas de mis anecdotas y experiencias, esperando que de alguna forma sirva para alguno de ustedes como instrumento de motivacion.

Yo, soy un bailarin de profesion, y he vivido en este pais desde 1986 con mis padres y hermanas, con las cuales comenzamos a bailar desde muy pequenos, Pues gracias a Dios tubimos la suerte de tener unos padres maravillosos que nos dirigieron, ensenaron y apoyaron hacia este mundo magico como lo es, el mundo del Baile. Aun hoy en dia el apoyo de nuestros padres, Salomon Sr. Y Margo Rivera se siente tan fuerte y entusiasmado como cuando mi hermana Sandra tenia 6 anos yo contaba con 8 y mi hermana Morena con 10.
Definitivamente somos unas personas que tenemos mucho de que agradecer por toda una vida de Amor y apoyo incondicional.

Me imagino que muchos de ustedes se sentiran de igual manera hacia con sus padres, pero sin embargo, en los 23 anos que llevo como maestro de baile, he conocido algunas cuantas decenas de personas, que por una u otra razon de la vida sienten que no tubieron el apoyo o direccion de parte de sus padres. «Como me hubiera gustado ser bailarina de ballet» me comentaban algunas, otros decian «a mi me hubiera encantado ser cantante» pero como dije antes sus padres no lo hicieron o quizas no pudieron apoyarlos. O aun peor, nunca se dieron cuenta del talento con que sus hijos contaban.

Lo interesante es que ahora la mayoria de ellos son padres, y de una u otra forma aprendieron lo importante que es presentarles opciones a los hijos cuando estos estan pequenos, opciones tales como baile, canto, artes manuales, deportes, etc.
Y una vez descubriendo que es lo que parece interesarle al niño, hacerle sentir todo ese apoyo, hacerles sentir que cuenta con todo un equipo de direccion y motivacion, hay que recordar que una de las necesidades esenciales del ser humano, es la necesidad de sentirse aceptado, de sentirse importante.
Y que mejor que esta necesidad sea llenada por personas que el ama.

Es esta la razon por la que muchos jovenes hoy en dia se unen a pandillas, por esa necesidad de sentirse aceptados, sentirse importante para alguien, si usted no le presenta opciones a sus hijos estos grupos de muchachos o muchachas ya sea en la escuelas o calles lo haran por usted, y el al sentirse parte de un grupo que le dirije y apoya aceptara sin importar que esto acarree consecuencias negativas.

Recuerde, la educacion de los hijos comienza en el hogar muchos anos antes que comienze la escuela, dediquele tiempo a sus hijos presentandole opciones, y si a usted nunca se las presentaron, busque opciones hoy, nunca es tarde para salir tras sus suenos.
Dele una oportunidad al baile, talvez b que es algo que le atree y le da felicidad, a lo mejor se de cuenta que tambien usted piensa como yo, que El Baile es Vida.