Luis Rodríguez Corresponsalía Miniondas/FarándulaUSA

En su última noche en un escenario, el cantante mexicano Vicente Fernández volvió a hacer su habitual promesa al público: «Mientras que ustedes no dejen de aplaudir, yo no dejo de cantar»

El Estadio Azteca de la capital mexicana fue un lleno total con más de 80 mil almas y gargantas que se unieron como una sola para dar su adiós al intérprete, una de las grandes voces de la canción ranchera, en un concierto en el que desbordó el cariño de su público.

En su aparición en el escenario, ‘Chente’, agradeció a sus seguidores sus aplausos, pues eso que le han dado «no se compra con todo el dinero del mundo», su «presencia, cariño y respeto», dijo casi sin poder terminar la frase quebrada la voz por la emoción.

La velada denominada “Un Azteca en el Azteca” estuvo adornada con la figura de una enorme águila con alas extendidas que coronaba el escenario, el cantante de 76 años abrió su repertorio con ‘Que te vaya bonito’, al que siguieron otros de sus grandes éxitos, como ‘Me voy a quitar de en medio’, ‘Mujeres divinas’, ‘Hermoso cariño’ y ‘Lástima que seas ajena’.

El jalisciense hizo vibrar a los asistentes con canciones icónicas de sus recientes discos entre ellas  ‘Para siempre’ y ‘Estos celos’, demostró su inquebrantable potencia vocal con ‘Acá entre nos’ y despertó el entusiasmo generalizado cuando anunció la llegada al escenario de su hijo Alejandro Fernández: «Gracias por este legado que nos has dejado a todos los mexicanos. Te prometo, te juro, que no voy a dejar morir la música mexicana», aseguró el hijo antes de interpretar un par de temas a dúo con su padre.

VF   VICENTE FERNÁNDEZ _UN AZTECA EN EL AZTECA_1   Vicente-Fernandez-Alejandro-Mexico-FotoEFE_MEDIMA20160417_0045_31

El charro de Huentitán mantuvo el buen humor durante todo el espectáculo

El momento cumbre de la noche se hizo esperar, y no fue hasta el tramo final cuando llegó el turno de que ‘Chente’ cantara «El Rey», momento que estuvo precedido por un pequeño homenaje: un vídeo en el que artistas como Thalía, Plácido Domingo, David Bisbal y Marco Antonio Solís aparecieron interpretando esa misma canción.

Confeti verde, blanco y rojo explotó bañando al público y, entre trago y trago, Fernández pasó a cantar ‘A mi manera’, que siguió con ‘Volver, volver’, pieza con la que habitualmente cierra los conciertos. Pero… faltaba una más…, ‘México lindo y querido’, que interpretó con una bandera mexicana a los hombros, fue el tema elegido para cerrar el concierto y con ella dar por terminada una vida entera entregada a la interpretación de la canción ranchera.

Con sombrero en mano, Chente recorrió el escenario, con la mirada oscurecida, se dio la vuelta para retirarse pero antes, una vez más, se llevó la mano a la oreja. Y brotaron de nuevo los gritos y se aumentaron los aplausos, haciendo constar que Vicente Fernández será el Rey por siempre.

Fuente: Miniondas/FarándulaUSA

Fotos: vicentefernandez.mx/un-azteca-en-el-azteca/