Conferencia internacional sobre accidentes cerebrovasculares de la American Stroke Association: presentación 8

Puntos destacados de la investigación:

  • En una extensa encuesta nacional, las personas con daños en la retina tenían más probabilidades de haber sufrido un accidente cerebrovascular o demencia.
  • Mientras más grave era el daño a la retina, más probable era que los participantes fallecieran en la próxima década.
  • Los hallazgos presentan la posibilidad de que los análisis de la retina puedan ayudar a identificar a las personas con un mayor riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares o demencia, de modo que se puedan ofrecer cuidados preventivos.

DALLAS, 11 de marzo del 2021. Según una investigación preliminar que se presentará en la Conferencia internacional sobre accidentes cerebrovasculares 2021 de la American Stroke Association, las imágenes de la retina podrían proporcionar señales de alerta temprana de que una persona tiene un mayor riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y demencia, lo que haría posible tomar medidas preventivas. La reunión virtual se realizará del 17 al 19 de marzo del 2021, y corresponde a una reunión mundial de primer nivel para investigadores y profesionales de la salud dedicados a la ciencia de los accidentes cerebrovasculares y la salud cerebral.

Los estudios han demostrado que las personas que padecen retinopatía grave, daño en el tejido perceptor de luz en la parte posterior del ojo, tienen más probabilidades de que su cerebro tenga la apariencia de uno patológico en la resonancia magnética (RM).

“La retina es una ventana al cerebro”, dice Michelle P. Lin, M.D., M.P.H., autora principal del estudio y neuróloga en la Mayo Clinic Jacksonville en Jacksonville, Florida. “Una imagen de la retina que muestra una mirada ampliada en la parte posterior del ojo, incluida la retina y el nervio óptico, es más barata y rápida de obtener en lugar de una RM, por lo que nos preguntamos si podría ser una buena herramienta de evaluación para ver quién podría beneficiarse de una derivación a un neurólogo para realizar una RM del cerebro”.

Además de la consulta del oculista, Lin indica que las imágenes de la retina se podrían tomar con la cámara de un teléfono inteligente o con un adaptador para teléfono inteligente.

En este estudio, los investigadores examinaron la relación entre la retinopatía con los accidentes cerebrovasculares, la demencia y el riesgo de muerte en 5543 adultos (edad promedio de 56 años) que participaron en las Encuestas nacionales de evaluación de salud y nutrición (NHANES, del inglés National Health and Nutrition Examination Surveys) de EE. UU. entre el 2005 y el 2008. Las personas que participaron durante esos años fueron entrevistadas acerca de muchos aspectos de sus antecedentes y comportamientos médicos. Además, recibieron una foto de la retina para identificar signos de retinopatía.

En comparación con los participantes que no fueron diagnosticados con retinopatía, aquellos con retinopatía presentaron las siguientes características:

  • Más del doble de probabilidades de haber sufrido un accidente cerebrovascular.
  • Casi un 70% más de probabilidades de sufrir demencia.
  • Más probabilidades de morir dentro de los próximos 10 años, y que con cada aumento en la gravedad de la retinopatía, también aumente el riesgo de muerte.

Las probabilidades se calcularon después de ajustar los factores de riesgo, incluida la edad, la presión arterial alta, la diabetes y si eran fumadores.

“Si usted padece retinopatía, trabaje estrechamente con su médico de atención primaria para modificar sus factores de riesgo vascular y pida que se le realice una evaluación de deterioro cognitivo. Es posible que lo deriven a un neurólogo para su evaluación y, posiblemente, para obtener una RM del cerebro”, dijo Lin, quien también es profesora adjunta de neurología en el College of Medicine de la Mayo Clinic.

El estudio es limitado porque los datos de la NHANES no diferencian entre diversos tipos de accidentes cerebrovasculares. Además, debido a que las encuestas se basan en problemas de memoria informados por los pacientes como un indicador de demencia, la presencia de demencia puede estar sobrestimada.

Los coautores de la investigación son Daniela Markovic, M.S.; Nilufer Ertekin-Taner, M.D., Ph.D.; Eric R. Eggenberger, D.O.; Michael W. Stewart, M.D.; Thomas G. Brott, M.D. y James Meschia, M.D. Las declaraciones de los autores se encuentran en el resumen.

Este estudio fue financiado por el National Center for Advancing Translational Sciences de los National Institutes of Health.

Recursos adicionales:

Las afirmaciones y conclusiones de los estudios presentados en las reuniones científicas de la American Heart Association son exclusivas de los autores y no constituyen necesariamente la política ni la posición de la Asociación. La Asociación no ofrece garantía de ningún tipo de su exactitud o fiabilidad. La Asociación recibe financiación de personas particulares principalmente; además, distintas fundaciones y empresas (incluidas empresas farmacéuticas y fabricantes de dispositivos, entre otras) realizan donaciones y financian eventos o programas específicos de la Asociación. La Asociación tiene políticas estrictas para evitar que estas relaciones influyan en el contenido científico. Los ingresos de las empresas farmacéuticas y biotecnológicas, los fabricantes de dispositivos y los proveedores de seguros médicos están disponibles aquí, y la información financiera general de la AHA está disponible aquí.

La “Conferencia internacional sobre accidentes cerebrovasculares” (ISC, del inglés International Stroke Conference) de la American Stroke Association es la reunión mundial de primer nivel dedicada a la ciencia y el tratamiento de las enfermedades cerebrovasculares. La ISC 2021 se realizará de forma virtual del 17 al 19 de marzo del 2021. La conferencia de 3 días incluirá más de 1200 presentaciones fascinantes en 21 categorías que enfatizan las ciencias básicas, clínicas y de transferencia a medida que evolucionan para obtener una mejor comprensión de la fisiopatología de los accidentes cerebrovasculares con el objetivo de desarrollar tratamientos más eficaces. Participe en la “Conferencia internacional sobre accidentes cerebrovasculares” por redes sociales con la etiqueta #ISC21.