Sacramento– En la última acción para proteger la salud y la seguridad de sus clientes y empleados, a partir del 20 de agosto, el Departamento de Vehículos Motorizados de California está ampliando sus preguntas sobre la salud y la toma de la temperatura que actualmente se está llevando a cabo para las pruebas detrás del volante a todos los clientes y empleados que entran a una oficina del DMV.

Siguiendo las pautas del Centro para el Control de Enfermedades, CDC por sus siglas en inglés- los clientes que registren una temperatura de 100.4 o más serán reprogramados para una cita futura con el DMV. Los empleados del DMV participarán en un examen de salud que incluye la toma de la temperatura antes del inicio de cada turno, y aquellos con temperaturas más de 100.4 grados serán mandados a casa.

Este nuevo procedimiento, que se utiliza un termómetro infrarrojo, se suma a otras medidas de protección que fueron recientemente tomadas por el DMV:

  • Todos los empleados usan equipo de protección que incluye cubiertas para la cara.
  • Los empleados mantienen distancia física y tienen acceso a toallitas desinfectantes, desinfectante para manos, guantes, protectores faciales y agua y jabón.
  • Acceso a estaciones de lavado de manos para uso del cliente en ubicaciones seleccionadas.
  • Se requiere que los clientes se cubran la cara y permanezcan a una distancia de 6 pies en línea.
  • A los clientes se les ofrece un mensaje de texto que les permite esperar fuera del edificio hasta que se les notifique que es su turno de ser atendidos.
  • Se mide la entrada al edificio.
  • Servicios en línea ampliados en dmv.ca.gov/online para eliminar la necesidad de visitar una oficina local.

En junio, el DMV reestableció las pruebas de manejo detrás del volante con nuevos protocolos de salud y seguridad que incluyen:

  • Se requiere que todos los solicitantes de la prueba de manejo detrás del volante se cubran la cara y respondan a las preguntas de detección antes de comenzar el examen.
  • La toma de la temperatura.
  • Los examinadores del DMV usan equipo de protección (cubiertas faciales y guantes) y colocan cubiertas de plástico en el asiento y el piso del lado pasajero del vehículo utilizado para la prueba.
  • Al menos dos ventanas se bajan durante la prueba para aumentar la ventilación.
  • Los examinadores realizan más pruebas fuera del vehículo, por ejemplo, cuando les brindan a los solicitantes instrucciones previas a la prueba.

El DMV continúa recomendando que los clientes usen sus servicios en línea, servicios virtuales ampliados y otros canales de servicio para completar sus transacciones, incluidas la renovación de las licencias de conducir elegibles y el registro de vehículos. Los clientes pueden usar el Asesor de Servicios en el sitio web del DMV para conocer sus opciones para completar sus transacciones del DMV.