Durante cuatro décadas, no hubo ninguna razón para que los miembros de los míticos Lakers de la temporada 1971/72 vieran tambalearse su record de 33 victorias consecutivas. En todo ese tiempo solo hubo un equipo que fue capaz de acercarse, aún quedándose lejos. Ese equipo fue los Rockets de 2007/08 con 22 victorias, pero nadie pensó seriamente que aquel equipo pudiera convertirse en el nuevo rey del mencionado registro.

Tirando de hemeroteca, la primera franquicia en alcanzar los 20 triunfos consecutivos fue la ya desaparecida Washington Capi- tols, que bajo la dirección de la mítica leyenda Red Auerbach ganó sus últimos cinco partidos en 1947/48 y su prime- ros quince en 1948/49. Luego vinieron los Bucks de 1970/71 de Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson, que ganaron 20 seguidos en esa temporada para establecer lo que entonces fue el mejor record de la liga.

deportes_miami

Aunque la alegría les duraría bien poco como es sabido, ya que en el curso siguiente los Lakers realizaron la hazaña de la que estamos hablando.

Pero ahora, con los Heat al acecho, la cosa es bien diferente. Lebron y compañía acumulan 22victorias consecutivas, igualando a los Rockets de 2007/08, y no parece que nadie sea capaz de frenarles tal como asegura Bill Sharman, el que fuera entrenador de aquellos míticos Lakers: “Es una posibilidad, ellos pueden romper nuestro record… El registro se ha mantenido durante 41 años, y todos los que participaron en él están muy orgullosos de haber sido parte de esa temporada”.

Uno de los componentes de aquellos Lakers, Pat Riley, está ahora en la otra acera, en Miami Heat, conformando un equipo que acecha con despedazar el registro de los angelinos. Y es que Riley forma parte de la historia viviente de los Lakers habiendo sido jugador, entrenador asistente, primer entrenador y ejecutivo, pero el deporte no entiende de sentimentalismos y seguro que Riley quiere entrar de nuevo en la historia con otra franquicia.

Sharman, ante la situación de Riley, no podía ocultar su alegría y a la vez cierto egoísmo: “Si rompen el record me alegraré por Riley. Pero una parte de mi quiere aferrarse al record un poco más”.

AFIRMAN EXITO

Gail Goodrich, el líder en anotación en aquella temporada de los angelinos (25.9 ptos), también tuvo palabras hacia los Heat: “Creo que van a firmar una grandísima temporada, y yendo más allá podrían batir nuestro record. Ellos son la cabeza y los hombros de la NBA y por debajo están el resto de los equipos. Miami tiene aún un largo camino por recorrer, solo los Spurs y Oklahoma pueden derrotarles”.

Jon McGlocklin, jugador de Milwaukee en 1970-71 y ahora es analista de los Bucks para la televisión, manifestó que eso records sin anillo no sirven de nada: “De los cuatro anteriores records, sólo los Lakers y los Bucks ganaron el título. Los Lakers, que también consiguieron el récord de 69-13 en la temporada regular, luego fueron campeones. Y los Bucks firmaron un 66-16, para luego conseguir el único título de la franquicia. Los Capitols terminaron perdiendo en las finales de 1949. Y los Rockets no pasaron de la primera ronda de los playoffs después de una temporada de 55-27”.

Curiosamente solo hay un jugador que ha conseguido conquistar la marca de las 20 victorias en dos ocasiones. Shane Battier, actual jugador de los Heat, fue uno de los componentes de los Rockets de 2007/08: