Mesa de Redacción Miniondas/FarándulaUSA

«Polvo somos y al polvo hemos de volver», son las palabras con las que se unta ceniza en las frentes de los fieles en Miércoles de Ceniza en acto de contrición ante la confesión de los pecados graves, renuncia a los lujos, purificación y ayuno

El Miercoles de Ceniza se practica desde el siglo XI, por decisión del Papa Urbano II.

miercolesdecenizainter

Consiste de un ritual en el que se unta ceniza en la frente dibujando la forma de una cruz acompañado de las palabras «Polvo eres y en polvo te convertirás». Un símbolo de los antiguos ritos con que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia. La ceniza procede de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año anterior. No es un sacramento, sino un «sacramental», es decir, un signo sagrado que imita de alguna manera a los sacramentos.

Al principio se imponía solo a los penitentes públicos como signo de marginación, pero acabó convertido en un símbolo en el que todos los fieles se reconocen como pecadores y aceptan la debilidad de sus cuerpos y almas.

ashes

Marca el inicio de la Cuaresma, los cuarenta días en los que los cristianos se preparan para la Pascua. Es considerado un tiempo de penitencia y de purificación.

Lo celebran las iglesias: Católica, ortodoxa, calvinista, anglicana, luterana, metodista y las ortodoxas orientales y empieza con el Miércoles de Ceniza, y termina el Jueves Santo.

Consiste de 40 días de contrición, el número es tomado de episodios bíblicos: Los cuarenta días del diluvio, los cuarenta años que marchó el pueblo judío por el desierto, los cuarenta días que pasaron Moisés en el Sinaí con Dios o Elías en la montaña, los cuarenta días de Jesús en el desierto antes de comenzar su vida de Profeta.

Su significado religioso es «dirigir el espíritu hacia las realidades que son verdaderamente importantes» y mostrar «que hace falta un esfuerzo evangélico y una coherencia de vida». El color litúrgico de este tiempo es el morado, que significa luto y penitencia.

Desde el Miércoles de Ceniza y durante la Cuaresma la Iglesia llama a los fieles a confesar sus pecados graves, hacer buenas obras, ser solidarios con los que sufren y a renunciar a lo superfluo y suntuoso. La práctica más conocida y visible, sin embargo, es el ayuno. Es característica de este tiempo litúrgico desde la antigüedad como una renuncia a las necesidades de la vida terrenal, pero ha evolucionado con el tiempo. Era mucho más estricta, mientras que ahora se opta por fórmulas más parciales. En España, por ejemplo, se renuncia a la carne el Miércoles de Ceniza y los viernes de la Cuaresma.

Fuente: Archivo Miniondas/FarándulaUSA, El País, La Jornada, bbc, Democracy Now!, Et. Alius

Foto: Archivo Miniondas/FarándulaUSA