A1

Mediante mejoras adicionales en las ya excelentes características de seguridad de los materiales compuestos de FRP, el sistema de autorreparación podría fomentar una entrada todavía más rápida de estos materiales en el sector aerospacial. Una ventaja esencial sería que los diseños de aeronaves que incorporasen más materiales compuestos de FRP serían considerablemente más ligeros que los actuales modelos de estructura de aluminio. Incluso una pequeña reducción en el peso supone un importante ahorro de combustible a lo largo de toda la vida útil de la aeronave.

«Este proyecto representa sólo el primer paso», afirma Ian Bond, «pero ya estamos desarrollando sistemas en los que el agente de autorreparación no está contenido en las fibras de vidrio individuales, sino que fluye como parte de una red vascular totalmente integrada, de modo análogo a los sistemas circulatorios que se encuentran en los animales y las plantas».

El investigador añade: «En un sistema de estas características, el agente de autorreparación podría rellenarse o sustituirse, y podría reparar una estructura repetidas veces a lo largo de su vida útil, además de permitir el desarrollo de otras funciones de tipo biológico en estructuras artificiales, como el control de la temperatura o la distribución de las fuentes de energía».

Foto Credito:taringa.net