Este mes, en el estreno de la nueva temporada de “Parodiando” el reality show que busca resaltar el talento de la imitación, la actriz y cantante Angélica Vale juega un papel importantísimo al ser una de las coaches.

Este año, a la conducción de Marco Antonio Regil, se suma un nuevo líder de equipo que competirá directamente con la Vale: Julio Sabala. Sin embargo, la actriz nos hace una gran confesión y nos dice que quien será su archi enemigo es como un padre para ella.

En entrevista, “La Vale” nos habla acera de lo que podemos esperar en esta temporada del programa que se transmite cada domingo, el cual viene cargado de muchas sorpresas para los televidentes.

¿Qué podemos esperar para esta nueva temporada de “Parodiando”?
Mucha más diversión. Estoy feliz porque tengo nuevo rival que es Julio Sabala. Creo que es importante reclutar talento nuevo, hay algunos del año pasado pero no han repetido personaje y eso se me hace muy bueno porque tienen talento para parodiar más de lo que imaginamos.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido?
Si nunca han visto el programa creo que la magia del transformador es increíble, cuando se meten los parodiadores y salen vestidos como la persona que van a parodiar, esa parte es increíble. Hay muchas cosas nuevas. Además, lo que más me emociona es que Julio Sabala me ha dado la posibilidad de parodiar con él, imitar con él, me siento muy contenta y muy ilusionada con este estreno.

CON JULIO SABALA…

¿Cómo es trabajar con Julio Sabala?
Increíble. Aparte él fue amigo de mi papá y dice que él sabe imitar por mi papá, entonces soy como su hija mexicana y él como mi papá (risas). Me cuida mucho, obviamente cuando entramos en el show y la guerra de equipos, cada uno en el suyo y que gane el mejor, pero cuando nos toca trabajar juntos es un amor.

¿Qué pasa con aquellos que tienes que sacar de la competencia?
Es horrible, porque ahora nos toca a nosotros decir los nombres y es espantoso, porque sabes que es una persona a la que todavía le puedes sacar jugo, pero por el camino que va a tu equipo ya no está sir- viendo. Sí duele y mucho.

¿Cómo repartes tu tiempo entre tu vida profesional y la de mamá y esposa?
Gracias a Dios tengo un equipo maravilloso que está conmigo, que es todo el equipo de Israel Jaitovich entonces cada semana pactamos nuestras ideas y ellos se quedan trabajando con el equipo y llegamos, ensayamos y al día siguiente sale el show. Eso me da más tiempo.

¿Cuál es el arte de imitar?
Mucha observación, buen oído y mucha memoria. A mí me gusta mucho respetar a la gente que imito, no me gusta burlarme o sacar defecto, yo trato de hacer un home- naje divertido. Es un poco más de trabajo porque si exageras todo, a la fuerza se van a reír, pero yo prefiero el copiar un poquito más a fondo. Yo admiro mucho a quien hago, si no, no podría.

¿A quién te gustaría imitar y lo tienes pendiente?
A Rocío Dúrcal, porque mi mamá la imita muy bien y nunca he podido, porque siento que voy a hacer la imitación de la imitación de mi mamá (risas).