Equipos de SCE al rescate

Los trabajadores de línea utilizan sus destrezas de respuesta a emergencias para ayudar en situaciones que salvan vidas.

Por Gabriela Ornelas

En una mañana de cielo azul de noviembre en Visalia, el trabajador de línea con 15 años de experiencia Ryan Casey y el aprendiz Timothy Stalboerger conducían hacia un lugar de trabajo cuando se encontraron con un accidente de tráfico. Cuando los trabajadores de línea de Southern California Edison se acercaron, observaron a un hombre inconsciente en el asiento del conductor, experimentando una emergencia médica. Los dos fueron de los primeros en encontrarse con la escena y no tenían ninguna duda sobre lo que tenían que hacer a continuación.

“Simplemente hicimos lo que pudimos para tratar de ayudar”, dijo Stalboerger, quien se unió a SCE en 2022.

Durante los siguientes cinco minutos, Casey y Stalboerger prestaron primeros auxilios, inicialmente administrando RCP como habían aprendido en la capacitación de seguridad de SCE. Sin respuesta y con el reloj corriendo, los hombres sacaron un desfibrilador externo automático (AED), la máquina que salva vidas y que siempre se guarda con cada equipo de campo de SCE. Con una sacudida y luego otra, el hombre recuperó el pulso. Cuando llegaron los socorristas, el hombre ya respondía y fue trasladado a un hospital local para recibir tratamiento.

“Practicamos este escenario en entornos controlados. Una vez que se encendió el AED, nos pusimos a trabajar”, dijo Casey. «Fue agradable ver al hombre caminar hacia la camilla».

Para los equipos eléctricos de primera línea de Southern California Edison, que trabajan en toda el área de servicio de la compañía para mantener el flujo de energía a 15 millones de personas, cada día es nuevo. Comienzan sus turnos sin saber a dónde los llamarán, qué tareas surgirán o qué “problemas” encontrarán. Dondequiera que los lleve el trabajo, estos hombres y mujeres están especialmente capacitados para manejar equipos eléctricos de alto voltaje, y se les confía hacerlo de manera segura.

La presencia constante y la claridad mental necesarias para realizar el trabajo a veces posicionan a los equipos de SCE para salvar vidas.

«Para todos nuestros trabajadores de línea y quienes resuelven problemas: esto es con lo que nos enfrentamos y cómo entrenamos, tenemos que estar súper concentrados en nuestro trabajo«, dijo Sam Murphy, un empleado que resuelve problemas que ha trabajado en SCE desde 2016. «Podemos reaccionar durante situaciones de emergencia porque eso es con lo que nos enfrentamos todos los días; nuestro trabajo es mantener la calma y estar a salvo”.

Durante un día laboral reciente, Murphy regresaba al Centro de Servicio de South Bay en Torrance cuando fue testigo de un incendio forestal en un lote de césped cercano. Si el fuego continuaba creciendo, eventualmente alcanzaría un establo de caballos y ganado en la misma propiedad y una refinería de petróleo no muy lejos. Murphy actuó sin dudarlo y aplicó su conocimiento sobre la actividad del fuego para mojar el suelo que rodeaba los establos de caballos. Su rápida respuesta desvió las llamas lejos de los animales, creando un cortafuegos que frenó su crecimiento.

“Saber que había caballos allí, ese fue mi principal objetivo”, dijo Murphy. «Seguí mojando el suelo cerca de los establos durante unos 15 minutos, luego vinieron los bomberos y mantuvieron el fuego contenido hasta que siguió su curso».

En ambos casos, estos hombres le dirán que simplemente estaban en el lugar correcto en el momento correcto e hicieron lo que cualquier persona haría en una emergencia. Otros mencionarán que salvar animales de un incendio forestal y devolverle la vida a un hombre es decisivamente excepcional, con impactos que salvan vidas. Los miembros del equipo de SCE permanecen imperturbables, lo cual también es importante cuando realizan sus trabajos como trabajadores de línea.

«La clave es mantener la adrenalina bajo control, porque si no lo haces, no vas a pensar con claridad», dijo Murphy. «Hay que estar tranquilo cuando se trata de alto voltaje».