Entre nenes te veas

Que todos sepan que están en entrenamiento

Es muy importante que quienes estén en constante contacto con tu pequeño sepan que está en el proceso de aprender a ir al baño. Que sean pacientes con él o ella, que no se burlen, que no le griten o regañen y que la forma de que como están haciendo las cosas sea flexible y que funcione para la familia.

 

Tomate tu tiempo

Si tu nene ya está listo es muy posible que en cuestión de días aprenda de que se trata todo esto, a algunos les toma una semana. ¿Suena increíble? Si se puede y si pasa. Pero si a tu niño le toma más tiempo  tampoco pasa nada, sólo paciencia. Si definitivamente el proceso se empieza a convertir en una tortura para ambos para ahí y deja pasar unas semanas antes de volver a intentarlo.

 

Anticípate

En lo posible, trata de controlar el tiempo que pasan fuera de casa e identificar donde están los servicios para poder llevar con rapidez al pequeño y no generarle presión extra por tener que ir a un lugar diferente fuera de casa. No empieces el proceso al mismo tiempo que está aprendiendo o viviendo algo de gran impacto para él, como mudarse a su propia cama o esta empezando a ir a la escuela o  bien si sabes que van a salir de vacaciones o van a  hacer algo fuera de la rutina familiar.

 

Pottytrainingboysgirls.org

Pottytrainingboysgirls.org

Los accidentes

Claro que los accidentes van a ocurrir todavía por un tiempo más, aun cuando haya aprendido muy rápido, sobre todo si tu nene está muy divertido jugando o si ya está cansado, ahí es donde tenemos que poner de nuestra parte prestándole atención y llevándolo al baño en momentos específicos como antes de sentarse a comer, ates de salir, antes de dejarlo jugar, antes de ver una película, antes de ir a dormir, etc.

Ten constancia

Si ya decidiste empezar ¡no pares, tu puedes! Corres el riesgo de confundir a tu pequeño si vuelves a los pañales y luego le pides que no los use y te avise cuando necesita hacer pipí o pipó. Recuerda que el aprendizaje se va afianzando con la práctica diaria.

Entrenamiento nocturno

Es posible que tu nene rápidamente pase a la fase donde se mantiene seco también por la noche pero si eso no pasa calma, le puede tomar varias semanas o meses. Lo conveniente es cubrir el colchón con un protector ahulado y no darle de beber muchos líquidos a tu nene antes de ir a dormir.

 

¡Celebra!

Mamá, papá, familia, no se olviden nunca de celebrar los logros de sus nenes. Nosotros somos sus referentes del mundo y es a partir de nuestras reacciones y de nuestras palabras que ellos van conformando su seguridad y su autoestima. Al fin y al cabo dejar los pañales no es cualquier cosa, es hasta un ahorro para la familia y un respiro para el ambiente.

¡Tú qué dices mamá!