Luis ArritolaMiniondas

Desde tiempos lejanos a la maternidad se le considera un hecho milagroso y enigmático, una realidad que quizá no se comprende del todo pero se celebra, ya que en el fondo mucho tiene de génesis y de creación, como si el mundo surgiera nuevamente cuando se da a luz a una nueva vida.

Algunas frases célebres de personajes famosos de la historia, reflejan el asombro que siempre ha inspirado la maternidad. Un antiguo proverbio judío dice que como “Dios no podía estar en todos lados por eso creo a las madres”. La actriz Sofía Loren lo resume diciendo: “Cuando eres madre, realmente nunca estas sola en tus pensamientos. Una madre siempre tiene que pensar dos veces, la primera por ella y la segunda por sus hijos”.

Entrevistamos a varias madres para que compartieran su milagrosa experiencia de ser madres, aquí esta lo que nos dijeron:

Cintia Torres: (Naidin López, hija menor). “Es un poco difícil describir que es ser madre, porque es un orgullo tan grande, especialmente cuando ves que hacen algo bueno o te hacen un cariño sin que les pidas, el amor incondicional que te tienen es muy bonito. Yo pensaba que ser madre iba a ser más fácil, que todo estaría bien, pero es mucho trabajo y te preocupas mucho por el bienestar de ellos y ser un buen ejemplo para ellos cuando crezcan, antes de ser mamá nunca pensé que me preocuparía por cosas así”.

Carla Luna: (bebé recién nacido Jared Luna). “Es una felicidad muy grande tener a mis hijos, ellos son mi mundo y por los que lucho. Con la maternidad la vida es totalmente el tipo de vida, ya no piensas en ti piensas más en tus hijos, en trabajar duro para que tengan mejor futuro. Los hijos te cambian la vida en 160 grados”.

Nelli Terrones: “Uno nunca se imagina lo que es ser mamá. Juegas con tus muñecas, pero ser mamá es otra cosa, una responsabilidad muy grande, lo difícil no es tener hijos, sino educarlos, porque vestirlos y darles de comer no es difícil, pobremente se les da, pero cómo educarlos es lo difícil. La adolescencia es la edad más difícil que he vivido con mis hijos, no con todos porque son diferentes, pero hay momentos en que quieres tirar la toalla y ya no hayas la puerta con tus hijos, pero sales adelante con el amor.

“Mi hija la segunda ya no quería estudiar y quería irse de la casa, no sé qué planes tenía, nunca me los dijo, pero sí estaba batallando con ella. Es por falta de comunicación con los hijos, no los escuchamos, solo les damos órdenes pero no los escuchamos, creo para que salgan bien hay que escucharlos y escuchar lo que ellos necesitan. Ver graduada a mi hija que no nació aquí fue un reto, y cuando lo logró el año pasado que se recibió de maestra de primaria, sentí una satisfacción como que era yo la que se estaba graduando con mi hija.

“Ser mamá es algo maravilloso, extraordinario que no tengo palabras para describir ser mamá, que ser mamá es una bendición muy grande, yo que tengo cuatro hijos ni me la creo que soy mamá, pues el trabajo de mamá no es fácil pero es hermoso”.