La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su sigla en inglés) votó a favor de una normativa histórica para preservar un espacio de Internet gratuito y abierto. Tras recibir la cantidad récord de cuatro millones de comentarios de la población, la FCC aprobó normas para impedir que los proveedores de servicios de Internet corporativos bloqueen el acceso a sitios web, enlentezcan el contenido y ofrezcan velocidades más rápidas con un costo adicional. Así se expresó el director de la FCC, Tom Wheeler.

Wheeler manifestó: “Esto no es un plan para regular Internet, así como la Primera Enmienda no es un plan para regular la libertad de expresión. Ambos se basan en el mismo concepto: apertura, expresión y una ausencia de controladores que le digan a la gente qué pueden hacer, a dónde pueden ir y qué pueden pensar. La medida que tomamos hoy se trata de la protección de la apertura en Internet”.