FEMA apoya a colaboradores de gobierno en la región del Distrito de Columbia en preparación para la 59.ª inauguración presidencial

WASHINGTON — La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) coordina activamente con sus colaboradores estatales, locales y federales en apoyo a la 59.ª inauguración presidencial.

Durante este evento histórico, la seguridad pública continúa siendo la prioridad principal de FEMA. Ante los eventos recientes y la pandemia de COVID-19, se exhorta a las personas que planifican estar en el área metropolitana de Washington D.C. a seguir las directrices de los funcionarios locales, cumplir con las precauciones de salud pública y reportar cualquier actividad sospechosa a las agencias de orden público.

Disfrutar de la inauguración desde su casa viéndola en la televisión o en línea continúa siendo su mejor opción para ver este evento.

FEMA trabaja de cerca con sus colaboradores federales, estatales y locales, y sincroniza la coordinación entre agencias federales para prepararse y responder a todos los riesgos en la Región de la Capital Nacional (enlace en inglés), ampliando las operaciones de seguridad nacional y manejo de emergencias. FEMA ha brindado apoyo a sus colaboradores federales, estatales y locales en la planificación, adiestramiento y simulacros a fin de fomentar una postura mejorada en la preparación durante los pasados meses en anticipación a la 59.ª inauguración presidencial.

El Departamento de Seguridad Nacional designó la inauguración presidencial como un Evento Especial de Seguridad Nacional (NSSE, por sus siglas en inglés) recurrente. Los eventos pueden ser designados como NSSE cuando ameritan todas las capacidades del gobierno federal de protección, manejo de incidentes y contra el terrorismo. El 12 de enero el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional Pete Gaynor extendió el período del NSSE para iniciarse una semana antes de la inauguración y estará en vigencia del 13 al 21 de enero. El secretario interino concluyó que extender el período del NSSE es necesario para proveer control y comando unificado y garantizar la seguridad y protección durante este evento especial.

Debido a la naturaleza compleja y sensitiva de este evento, distintas agencias federales han sido designadas para liderar ciertos esfuerzos.

  • Durante un evento clasificado como NSSE, el Servicio Secreto de EE. UU. asume su función estipulada como la agencia federal a cargo de la planificación de seguridad y respuesta.
  • El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) es la agencia federal a cargo de la investigación de incidentes.
  • El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) está a cargo del manejo de incidentes.
  • FEMA es la agencia federal a cargo del manejo de consecuencias en situaciones en que un desastre o evento peligroso exceden las capacidades locales de respuesta. La misión en el manejo de consecuencias es manejar las actividades de respuesta a las emergencias para garantizar una respuesta rápida y coordinada para proteger la seguridad y salud pública, restaurar servicios esenciales y brindar ayuda de emergencia a todas las personas que sean afectadas por los efectos de un incidente natural, provocado por el hombre o actos de terrorismo.

La preparación ante todos los NSSE consiste en un esfuerzo colaborativo. FEMA ha permanecido totalmente involucrada con las autoridades federales, estatales y locales en anticipación a este evento, y permanecerá haciéndolo durante y después de la 59.ª inauguración presidencial.

El presidente Donald Trump aprobó la petición del Distrito de Columbia para una Declaración de emergencia el 11 de enero. Esta acción permite a FEMA aumentar los recursos de seguridad pública y equipos de respuesta en el Distrito de Columbia en preparación para la inauguración. Los equipos de respuesta de FEMA ya están posicionados en lugares claves por toda la Región de la Capital Nacional y están preparados para apoyar a sus colaboradores de salud pública en cualquier situación que pueda ocurrir. Además, FEMA está movilizando a la región un equipo nacional de Asistencia para el Manejo de Incidentes para ayudar al personal a tiempo completo de la agencia que usualmente coordina, adiestra y realiza simulacros con el personal de respuesta y los funcionarios de manejo de emergencias en el área metropolitana de Washington, D.C.

Aunque FEMA no tiene ninguna función en el cumplimiento de la ley y el orden, está coordinando activamente con sus colaboradores federales, estatales y locales para garantizar la seguridad pública durante la 59.ª inauguración presidencial. Su misión continúa siendo la misma: ayudar a las personas antes, durante y después de los desastres.