WASHINGTON – La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) continúa participando con los mercados de reaseguro para fortalecer la estructura financiera del Programa del Seguro Nacional de Inundación (NFIP, por sus siglas en inglés) y fomentar la participación del sector privado en la administración de los riesgos de inundación. 

El 23 de febrero, FEMA firmó el cuarto acuerdo de reaseguro de la agencia con duración de tres años con Hannover Re (Ireland) Designated Activity Company. En cambio, Hannover transfirió $575 millones de los riesgos financieros de inundación del programa hacia inversionistas cualificados de los mercados de capital por medio de bonos de financiamiento de catástrofes.

Como parte del acuerdo, FEMA pagará $79.44 millones en primas por el primer año de la cobertura de reaseguro. Además, el acuerdo cubrirá 12.5 por ciento de las pérdidas causadas por cualquier evento individual de inundación que genere pérdidas entre $6,000 millones y $7,000 millones; y 22.5 por ciento en caso de que ese mismo evento de inundación genera pérdidas ascendentes a $7,000 millones hasta $9,000 millones.

“FEMA continúa viendo el reaseguro como una herramienta integral para ayudar a fortalecer la estructura fiscal de NFIP”, dijo el Administrador Auxiliar Asociado de Seguro y Mitigación de FEMA David Maurstad, quien a su vez es el ejecutivo principal a cargo del Programa del Seguro Nacional de Inundación.

“Cuando tenemos acceso al reaseguro de los mercados tradicionales y de capital, se distribuye el riesgo y de ese modo se obtienen los instrumentos más estables para complementar la capacidad de pago a los reclamos de NFIP de ocurrir un evento devastador de inundación. Al utilizar todas las facetas del mercado de transferencia de riesgos, se garantiza también que FEMA se encuentre posicionada para administrar los costos de la manera más eficiente posible a través de las diferentes fases de los mercados de seguros y financieros. De esta manera continuamos siendo administradores eficientes del dinero de los contribuyentes”.

Esta asignación es adicional a la transferencia ya establecida por los riesgos de inundación del programa hacia los inversionistas de los mercados de capital desde 2018. Cada asignación está sujeta a un término de 3 años: 

  • $500 millones en agosto de 2018 
  • $300 millones en abril de 2019
  • $400 millones en febrero de 2020 

Combinado con las tres asignaciones previas en los mercados de capital y la asignación tradicional de reaseguro en enero de 2021, FEMA ha transferido $2,928 millones de los riesgos de inundación de NFIP hacia el sector privado. Esto se realiza en anticipación de la temporada de huracanes de 2021, con una cobertura de $500 millones que expira en agosto de 2021. 

Visite FEMA.gov (enlace en inglés) para conocer las autoridades congresionales y más información sobre los programas de reaseguro (enlace en inglés) del Programa del Seguro Nacional de Inundación.