Para homeless en Santa Ana

Decenas de indigentes se concentran a diario en el centro de la ciudad de Santa Ana en los alrededor de los edificios gubernamentales, para recibir alimentos de organizaciones caritativas y pernoctar por la noche en tiendas de campaña y bolsas de dormir. Es una escena cotidiana que forma parte del panorama urbano de Santa Ana.

Y es probable que esa escena diaria comience a cambiar, cuando se construya un refugio para indigentes dentro de un edificio industrial de 23,000 pies cuadrados localizado en Normandy Place, en la que estará un centro de emergencia con 200 camas y un centro de servicios múltiples para familias indigentes.

La medida, aprobada por unanimidad el martes de esta semana por la Junta de Supervisores del Condado de Orange, autoriza la compra del inmueble por $3.6 millones. Luego se requerirán otros $2.3 millones para renovar las instalaciones hasta dejarlas habitables. Además, se necesitarán $2.6 millones anuales de fondos federales, del condado y privados para operar el centro de servicios a indigentes.

Los servicios incluyen programas para reingresar a los indigentes a la fuerza laboral, servicios de salud pública y mental, camas y alimentos entre otras necesidades que serán cubiertas con la ayuda de organizaciones caritativas y comunitarias locales. Es la primera medida concreta para atender el flagelo social de la indigencia, compuesta en parte por veteranos de guerra inhabilitados para volver a trabajar.

Los planes para construir un refugio para indigentes regresan a por lo menos el año 2010, cuando se incluyó el proyecto en el plan de 10 años de la junta directiva del condado de Orange con la creación de la Comision para Terminar la Indigencia (Comission to End Homelessness). El tema fue revivido Place en días recientes para los santaneros del área de Normandy Place cuando el condado les hizo saber la noticia que despertó dudas e inquietud hacia los nuevos inquilinos, estigmatizados por el uso de drogas y alcohol, e incluso por el ejercicio de la prostitución.

Estimados no oficiales calculan en unos 12mil los indigentes en Orange County, aunque se trata de una comunidad flotante que varía en temporadas del año. Y ya que no existe un censo certero y confiable del tamaño de la indigencia en el área central del condado de Orange, no se tiene seguridad de en qué medida el nuevo refugio resolverá el problema de la indigencia.