Estado arropado por la Sierra Madre Oriental y el Valle de Meztitlán, con un clima templado que invita a disfrutar su estadía

Hidalgo: Un lugar lleno de magia

|Visitmexico.com y Miniondas

En el centro del territorio mexicano, el estado de Hidalgo se erige orgulloso de su historia y te invita a recorrerlo. Visita sus zonas arqueológicas como Tula, Huapalcalco y Xihuingo; conoce sus museos y exconventos, testigos del proceso de evangelización tras la llegada de los españoles; deléitate con las aguas termales de sus balnearios y consiente tu paladar con su abundante gastronomía.

Constituido en 1869 para honrar al “Padre de la Patria”, don Miguel Hidalgo, este bello estado cuenta con una tradición minera desde la época prehispánica, misma que hoy día se refleja en varias de sus comunidades. Su capital, Pachuca, también llamada “La Bella Airosa” por los vientos que la atraviesan, da la bienvenida con las sonoras campanadas del Reloj Monumental, montado sobre una torre de cantera rosa de estilo neoclásico que posee una maquinaria similar a la del Big Ben de Londres.

En plena plaza central, edificios como Cajas Reales, el exquisitamente decorado exconvento de San Francisco, que actualmente alberga el Centro Cultural Hidalgo del INAH y la Fototeca Nacional, así como la Casa del conde Rul, en estilo inglés victoriano, revelan el esplendor de la minería y el poder económico que la explotación de los yacimientos dio a la ciudad.

El estado de Hidalgo cuenta con un clima templado que oscila anualmente entre los 20 y 30 grados centígrados. Esta temperatura permite disfrutar lo mismo de un chapuzón en los diversos balnearios de la región que de largas caminatas, paseos en bicicleta, campamentos, pesca, turismo de aventura y mucho más en sus bosques.

La cocina hidalguense engalana cualquier mesa: puedes probar desde los famosos pastes hasta unas deliciosas enchiladas de chile guajillo servidas con cecina o tasajo, crema y queso fresco. Su gastronomía no olvida la herencia prehispánica; no pierdas la oportunidad de probar los escamoles y los gusanos de maguey servidos en un taco con salsa de molcajete.

Si quieres olvidarte del estrés y las preocupaciones, déjate consentir en las hermosas exhaciendas, ahora convertidas en lujosos hoteles, que además de proporcionarte un descanso de ensueño te invitan a descubrir los secretos de la historia hidalguense guardados entre sus muros. San Miguel Regla es una opción para entregarte al placer del descanso, la buena comida y un gran abanico de actividades. También puedes visitar Santa María Regla, poblado que sorprende no sólo por sus hermosos paisajes sino también por las actividades que en ellos puedes realizar, dada su cercanía con las increíbles formas de los Prismas Basálticos.

Sin lugar a dudas, el estado de Hidalgo es una inagotable fuente de diversión. Para vivir tus vacaciones al máximo no olvides tu mochila, una cámara fotográfica y muchas ganas de disfrutar con todos los sentidos las diferentes opciones que este hermoso lugar tiene para ti.