El primer papa latinoamericano en la historia de la Iglesia Católica y el primer jesuita en suceder al trono del apóstol San Pedro, Francisco inició este martes 19 de marzo su pontificado ante más de 132 delegaciones oficiales, alrededor de 27 jefes de estado, cientos de miles de peregrinos llegados a Roma y millones de telespectadores en todo el mundo.

 La misa de inicio del pontificado fue transmitida en vivo por varios canales de televisión.

portada_papanew

 

 Previo a la ceremonia, el papa recorrió en un papamóvil descubierto la plaza de San Pedro para darse un baño de multitudes, el primero como Vicario de Cristo. El Obispo de Roma, otro de los títulos que posee el papa, abandonó a las 08:45 horas locales la residencia de Santa Marta, donde alojaba desde el martes de la semana pasada cuando inició el cónclave convocado tras la renuncia del hoy papa emérito Benedicto XVI.

 El 19 de marzo la Iglesia Católica celebra el día de San José, el esposo de la Virgen María.

 Tras el paseo en el papa móvil para saludar y bendecir a los fieles, el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica se dirigió a la sacristía que se ubica junto a la imagen de La Piedad en la Basílica de San Pedro, donde fue vestido para la sollemne Misa donde recibió las bendiciones y los poderes de su reinado.

 Luego de ser vestido, Francisco visitó la tumba de San Pedro acompañado de patriarcas y arzobispos mayores de las iglesias orientales católicas, donde oró y ofreció un homenaje ante el primer Papa.

 Francisco, de 76 años, enfrenta un papado marcado por la profunda crisis de la Iglesia católica, sumida en diversos

escándalos de corrupción y de acusos de abuso sexual dentro y fuera de la iglesia misma.

La ceremonia

Antes del inicio de la Misa que dio inicio al pontificado de Francisco, se llevaron a cabo los primeros ritos con la entrega del anillo del pescador y del palio.

 El palio fue impuesto por el cardenal protodiácono, el cardenal francés Jean-Louis Tauran, el mismo que el miércoles de la semana pasada anunció al mundo el ¡Habemus papam! El palio es el mismo que tenía Benedicto XVI. El anillo fue entregado luego por el cardenal decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano.

 Con estos dos gestos cargados de simbolismo, Francisco comenzó oficialmente su ministerio como pontífice de la Iglesia católica, una religión que profesan 1.200 millones de personas en el mundo.

 El palio es una antigua insignia episcopal y simboliza al Salvador que, encontrando al hombre como la oveja descarriada, lo carga a sus espaldas, explicó la Santa Sede. Es una estola que mide 2,60 metros de largo, está tejida con lanas de ovejas y corderos y sobre ella han sido colocadas cinco cruces rojas.